En sus últimos días como Secretaria de Educación, Marisol Alamilla Betancourt bateó una recomendación emitida por la Comisión Estatal de Derechos Humanos por abusos laborales –incluida discriminación– en la Universidad Intercultural Maya contra su Rector fundador: Francisco Rosado May, ex Rector de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo).

Con Harley Sosa Guillén a días de despedirse de la Cdheqroo, la recomendación más explosiva impactó en la titular de Educación que ya había soportado otros huracanes provocados por su imprudencia, como su condenable intervención –capturada en video– al discriminar a niños estudiantes con discapacidad y ofender a sus padres, derramando ignorancia en cada palabra.

Esa ofensa llegó a la Comisión Estatal y escaló hasta la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. La presión social tambaleó a la funcionaria recomendada por el Partido Nueva Alianza.

En el caso más reciente, Rosado May había sido sometido a hostigamiento laboral permanente y disminución ilegal de su sueldo; uno de los responsables es Ildefonso Palemón Hernández Silva, encargado de despacho de la Rectoría.

La recomendación de la Cdheqroo –cuya investigación se prolongó un año– incluyó la inmediata restitución del ex Rector como profesor en activo, obligando a los funcionarios responsables a ofrecer disculpas públicas.

El pasado tres de enero Francisco Rosado May envió una carta a Marisol Alamilla; en ella le pide: “mucho agradeceré que me mantenga informado, en tiempo y forma, de cómo se dará cumplimiento a las recomendaciones”.

Añade el ex Rector de la Uqroo: “La notificación que recibí señala las recomendaciones que la Cdheqroo hace para su cumplimiento, y le pide a Ud, en su calidad de Presidenta del H. Consejo Directivo de la Uimqroo, que vigile su cumplimento”.

Y aunque el documento fue recibido el ocho de enero, el silencio fue la única respuesta que fluyó de la oficina de la destituida titular de Educación.

La intransigencia de Marisol Alamilla puso ser la gota que derramó el vaso, provocando la caída de la titular de Educación que tropezó con frecuencia por su nulo perfil político que pudo provocar su caída.