Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Durante el primer bimestres del año, fue detectado en las playas de Holbox el recale de una especie de sargazo que no había llegado antes a las costas de Quintana Roo, tras unos meses de estudios, la asociación Amigos de Sian Ka’an, en conjunto con la unidad de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM) en Puerto Morelos, determinaron que se trató de una alga llamada Jania de la especie Rhodophyta.

Gonzalo Merediz Alonso, director de la asociación civil, fue quien detectó la presencia del alga y llevó muestras a los laboratorios para que determinaran de qué tipo se trataba, pues ésta presentaba color blanco y no verdoso como el que desde el 2015 ha estado presente.

También te puede interesar: Temen que el sargazo sea problema en las playas este verano

“Investigadores de la UNAM nos ayudaron a determinar el género, es un alga marina, distinta a lo que está llegando a las costas del Mar Caribe, es color rojiza”, detalló.

Aunque por el momento ignora si su presencia es motivo de preocupación, pues el estudio se basó en identificar los restos marinos, sí saben que es algo distinto al sargazo que ha arribado y que su presencia es consecuencia del exceso de nutrientes en las aguas del océano.

Desde hace tres años, a las playas de Quintana Roo han llegado miles de toneladas de sargazo de tres especies, pero entre ellas no estaba la hallada en los arenales de Holbox.

El gobierno del estado gestiona recursos para atender el arribo del alga marina que además de generar mala imagen a los turistas, pues cubren las orillas de las playas y tapan el color turquesa del mar Caribe mexicano, también representa peligro para la salud de los mantos freáticos.

Hasta ahora no hay un método eficiente de recuperación y disposición final del sargazo, pues éste es recolectado manualmente en las playas y con ello se van significantes cantidades de arena, provocando la disminución de arenales.