Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- Mérida, Cancún, Acapulco o Tuxtla Gutiérrez tendrán un nuevo 'boom’ económico: el de las terminales de almacenamiento de gasolina, pues de acuerdo con la nueva Política de Almacenamiento Mínimo de la Secretaría de Energía, para 2025 los gasolineros de estas ciudades deberán guardar el volumen equivalente a 13 días de ventas, como mínimo, informó el portal El Economista.

En otras regiones del país como la de Centro y Norte, que incluyen a la Ciudad de México y Monterrey, el inventario será al menos de 10 y 11 días, respectivamente, según la política que está a discusión en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

También te puede interesar: Secretaría de Educación no reembolsará gastos a supervisores

México actualmente no tiene una política de almacenamiento de hidrocarburos, ni de refinados y solo almacena el equivalente a 2.5 días de ventas, es decir sólo 60 horas.

Esto significa que de existir algún impedimento en el flujo normal de los hidrocarburos (por ejemplo, un huracán en Veracruz que impida que llegue un barco cargado de gasolina de Estados Unidos, un bloqueo en las platas refinadoras, o un paro a los camiones de Pemex) solo hay unas cuantas horas para resolver el problema antes de que una región se queda sin combustibles.

En otros países por Ley se deben almacenar 56 días, como en el caso de Italia, así como 31 y 22 días en los casos de Reino Unido y Francia, respectivamente. 

Política de almacenamiento

El documento de la Cofemer argumenta que la política de almacenamiento no se había implementado en México porque antes el Estado era el encargado de abastecer al país de energéticos.

“En un mercado interno cerrado, el Estado funge como el principal agente para asegurar la continuidad y suficiencia en el mercado. Sin embargo, en un mercado abierto los particulares son los principales actores, por lo que la seguridad energética debe abordarse como una estrategia de incentivos a la inversión”, explicó la Sener en esta nueva política.

La demanda de gasolinas en México se estima que crecerá al 2030 a una tasa anual de entre 1.9 y 4.2 por ciento, según el escenario contemplado en la Prospectiva de Petróleo Crudo y Petrolíferos 2016-2030.