Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La presidenta de la organización ambientalista Cielo, Tierra y Mar (Citymar), Guadalupe Álvarez Chulim, reprobó la reubicación que autorizó la Dirección General de Vida Silvestre (DGVS), a 178 coatíes que se encuentran en un hotel en Cozumel y que son considerados nocivos.

“Si a los desarrolladores no les gusta ver animales que se vayan a otros lugares donde no hay esta riqueza natural, Quintana Roo es un lugar con bellezas naturales y para eso tenemos que cuidarla y en todo caso integrarnos a ella y no desplazarla”, reclamó.

También te puede interesar: Buscan sacar 40 coatíes de Cozumel por 'ser nocivos para turistas'

Lo anterior se desprendió de la aprobación que la DGVS hizo el pasado mayo, de este año a una solicitud que el centro de hospedaje inició desde el 2013 para sacar de sus instalaciones 178 coatíes y disponerlos en el predio “Tumben Kah, ubicado en el kilómetro 29.2 de la Ruta de los Cenotes.

Aunque se intentó buscar una postura por parte del hotel, su página de internet no está activa y el número telefónico de call center que se muestra tampoco, por lo que no se obtuvo una respuesta.

El trámite realizado ante la dependencia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) es válido. La solicitud en cuestión se llama “autorización para el manejo, control y remediación de problemas asociados a ejemplares o poblaciones que se tornen perjudiciales”, y en este caso lo avaló el ex delegado de la Semarnat en Quintana Roo, José Luis Funes Izaguirre, actual director de la DGVS.

Para el traslado de los ejemplares deben cumplir con varias condicionantes, y bajo ninguna circunstancia deben usar venenos ni someterlos a tensión o sufrimiento.

Álvarez Chulím lamentó esta decisión que tomaron los directivos del hotel así como las autoridades ambientales, y pidió a las organizaciones de Solidaridad que puedan hacer algo para evitar el traslado de los animales, que de acuerdo a su información, hasta la semana pasada no se había realizado aún.