Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- En tanto no sea resuelto el caso de las 34 notarias entregadas presuntamente de forma irregular al final de la pasada administración, la nueva Ley del Notariado en Quintana Roo no podrá entrar en vigor para su aplicación, porque hay un amparo por resolverse.

La secretaría de Gobierno en Quintana Roo informó que cuando la nueva ley entre en vigor, los notarios tendrán que cumplirla y aun cuando no es retroactiva, habrá ciertos plazos de requisitos que deberán atender oportunamente.

También te puede interesar: ‘Llueven’ balazos contra notario público

El pasado 8 de junio de 2017, Novedades Quintana Roo publicó que el Colegio de Notarios solicitó mediante amparo la revisión de la ilegalidad jurídica en la entrega de 34 notarias al final de la administración estatal de Roberto Borge Angulo.

La queja de los notarios fue porque, aparentemente, los beneficiados no cumplieron con todos los requisitos para recibir esa patente.

Actualmente hay 124 notarias repartidas en 10 de los 11 municipios, siendo José María Morelos donde no hay notaria.

Al principio de la presente administración se reveló la participación de notarías en actividades irregulares, en las que tuvieron que ver notarios suplentes o auxiliares, situaciones que siguen en revisión por parte de las autoridades correspondientes y por las que podrían perder la patente los titulares de las notarías.

“El que no podamos enviar la iniciativa de la nueva Ley del Notariado tiene que ver con que hay notarios sujetos a un proceso judicial, que se trata de un amparo que está por resolverse, esa Ley es de avanzada y permitirá a los ciudadanos un mayor fácil acceso a los servicios notariales porque entrará tecnología”, detalló la fuente en la secretaría de Gobierno.

Reglas y transparencia

Una de las bondades de la Ley es que el gobernador ya no tendrá la facultad de nombrar notarios, toda vez que estos estarán sujetos a un examen cuyos sinodales serán el Tribunal Superior de Justicia, el Colegio de Notarios y el Ejecutivo, de esa forma no influirá el gobernador para otorgar patentes.

El número de habitantes es también una limitante para la asignación de patentes en cada municipio.

“Los notarios están convencidos que nadie debe tener fe pública si no ha demostrado su capacidad, por ejemplo´, los notarios que hoy piden licencia nombran o proponen a un notario suplente que no ha sido evaluado, eso se va a terminar, porque será suplente o auxiliar luego de acreditar el examen correspondiente y estarán en una lista, de la que los notarios podrán apoyarse cuando necesiten dejar por un periodo el cargo”, dijo la fuente.

A partir de esa ley habrá consecuencias por irregularidades cometidas y una de ellas puede ser la pérdida de la patente, actualmente resta posibilidades de actuar.

En abril del año pasado, Novedades Quintana Roo publicó sobre la venta ilegal de 19 departamentos del complejo Maioris Tower, ubicado en Puerto Cancún, de los que dieron fe del proceso de compra venta nueve notarías implicadas.

En el caso de la Notaría 64, ubicada en Cancún, el notario público auxiliar cuenta con una orden de aprehensión, por considerarlo probable responsable del delito de fraude procesal.