Javier Ortiz/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- Con una inversión de 3.3 millones de pesos, la Inmobiliaria Tracksa, S.A. de C.V., pretende construir un restaurante dentro del área lagunar a base de pilotes con una superficie de 849 metros cuadrados.

La solicitud de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), que solicitó la empresa, detalla que 31 metros cuadrados estarán dentro de la Zona Federal, que representa el 3.53% de la superficie total de aprovechamiento.

También te puede interesar: Intentan construir en lo que resta de la laguna

Se trata del restaurante “El Timón”, que se pretende edificar a la altura del kilómetro 9.7 del bulevar Kukulcán, con madera dura de la región y techo de zacate en zona federal, donde se ofrecerán servicios de alimentos y bebidas en una estructura “flotante”, es decir, no tendrá contacto directo con el cuerpo de agua lagunar, ni con el espacio terrestre, pues estará construido en su totalidad sobre pilotes.

El proyecto ocupará una superficie de 880.65 metros cuadrados, de los cuales, 31.07 estarán dentro de la zona federal, que representa el 3.53% de la superficie total de aprovechamiento; y un total de 849.58 metros cuadrados dentro del área lagunar, que corresponden al 96.47% del total.

Las plataformas que se desplantan en el área lagunar se ubicará a 1.5 metros sobre la superficie del cuerpo de agua; mientras que las plataformas que se desplantan en la Zona Federal se ubicaron a un metro por encima del nivel natural del suelo.

La laguna Bojórquez forma parte del Sistema Lagunar Nichupté, que a su vez está compuesto por siete cuerpos de agua. Ambientalistas han señalado que junto con la Laguna del Amor, es una de las más contaminadas, pues las mismas autoridades municipales han encontrado descargas clandestinas y pluviales.

Representantes del Grupo Ecologista del Mayab (Gema), señalaron en su oportunidad, que en el Sistema Lagunar Nichupté se abrieron negocios donde estaba prohibido, debido a que en las ventanas que tenía la laguna en la zona federal del bulevar Kukulcán se autorizaron negocios y se quitó mangle, lo que complicó la condición de ese ecosistema.