Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En 10 años el recurso para las Áreas Naturales Protegidas (ANP) disminuyó de dos mil pesos por hectárea a 81 pesos, es decir, 27 veces menos, sin embargo, aumentaron el número de decretos para cumplir con metas internacionales, pero sin recursos financieros y humanos para la adecuada gestión y manejo.

Uno de los que recientemente aprobaron en un tiempo récord fue la Biosfera del Caribe Mexicano que abarca Quintana Roo y que no cuenta aún con un plan de manejo y de no hacer los trabajos necesarios estaría denominada como un área de papel, mencionó Miguel Alejandro Rivas, campañista de océanos de GreenPeace durante la presentación de la investigación del Estado de Conservación de los Arrecifes de Coral de la Península de Yucatán, ayer por la mañana.

También te puede interesar: Biosfera del Caribe, aún sin programa de manejo

Para él no solo es necesario decretar ANP para la conservación de ecosistemas, sino de verdad realizar trabajos, ya que hacer algo en un papel resulta muy fácil.

México tiene un acuerdo para proteger las áreas y por ello con la Biosfera del Caribe encontraron una zona grande para cumplir con las metas, pero la realidad es que está hecha al vapor y cuando es así no salen tan bien.

Por ello es que los investigadores y académicos no deben conformarse por tener sólo un área protegida, sino evaluar que esté bien manejada, explicó Lorenzo Álvarez Filio, investigador principal del Laboratorio de Biodiversidad Arrecifal y Conservación de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Existen en Quintana Roo cinco

De las 181 ANP, 79 no tienen un plan de manejo, de éstas hay cinco en Quintana Roo: Yum Balam, Isla Contoy, Playa adyacente a Río Lagartos, Tulum, y el Caribe Mexicano.

En la investigación de los 15 arrecifes estudiados solo uno está en buen estado de conservación, Cayo Arenas que no cuenta con ninguna categoría de protección, algo ilógico, pero esto en parte es por encontrarse a 150 kilómetros de la costa.

Para Quintana Roo 60% de los arrecifes está en una situación delicada y con poca cobertura de coral, sólo de 15%, cuando un estándar de saludable debe ser de al menos 40%.

El índice de salud arrecifal determinó que la condición en Cozumel está Bien, pero en Isla Contoy es crítico.