Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- Elementos de la Agencia de Investigación Criminal y del Ejército, capturaron en Cancún, a José Giraldo N, "El Cubano", identificado por el gobierno federal como el presunto líder de Los Zetas en el sur del estado de Veracruz.

Como resultado de investigaciones de gabinete y campo, se logró conocer que esta persona se encontraba en un domicilio de la mencionada ciudad, donde se ejecutó una orden de cateo para poder aprehenderlo.

Junto con "El Cubano" también se detuvo a otra persona; además, se aseguraron 31 envoltorios con sustancia sólida con las características del cristal con un peso aproximado de un kilogramo, cinco bolsas de marihuana, ocho equipos de radiocomunicación, tres equipos de cómputo y un vehículo con placas del estado de Veracruz.

También te puede interesar: Dos detenidos, resultado del operativo federal en Q. Roo

Funcionarios federales comentaron que el presunto responsable es considerado como generador de violencia en Veracruz y Quintana Roo, además de ser probable responsable del tráfico de droga, narcomenudeo, extorsiones y robo de hidrocarburo, por lo que se convirtió en un objetivo prioritario de la operación Escudo Titán.

Los detenidos, explicaron a los agentes que eran subordinados de Hernán Martínez, "El Comandante H", quien fue detenido el 29 de junio de 2017 por elementos de la Agencia de Investigación Criminal.

El pasado 8 de febrero, José María Guizar, "El Z43", identificado por el gobierno federal como el líder de Los Zetas en el sureste del país, fue detenido por fuerzas federales en la Ciudad de México.

Posteriormente, fue vinculado a proceso por una juez federal, por su probable responsabilidad en delitos contra la salud y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Durante la audiencia, la juez ordenó a la Procuraduría General de la República iniciar una investigación para determinar si Guizar Valencia fue torturado por elementos de la Secretaría de Marina durante su captura en la Ciudad de México.

Beatriz Moguel Ancheyta, jueza de control en el Centro de Justicia Penal Federal, en el Reclusorio Oriente, resolvió también que por razones de seguridad, "El Z43" debía permanecer en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.