Redacción
TULUM, Q. Roo.- Cuatro personas fueron detenidas, por el presunto delito de portación de armas de fuego, a través del operativo “Sellamiento Tulum” que realizan elementos de la Policía Estatal en coordinación con la Policía Municipal, Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Según el reporte, elementos de la Base de Operaciones de las autoridades mencionadas, colocaron un puesto de control sobre la carretera Tulum-Playa del Carmen a la altura del kilómetro 230, para prevenir e inhibir el delito, informa un comunicado de prensa.

También te puede interesar: Cae mujer con bolsitas de cocaína en Playa del Carmen

En el sitio se le marcó el alto a un vehículo marca Dodge con vidrios polarizados, conducido de forma sospechosa. Debido a ello a la unidad, que transportaba a cuatro personas, se le realizó una inspección preventiva, al tiempo que se les preguntó a los ocupantes si llevaban algún objeto ilegal, lo cual negaron.

Quienes iban a bordo se identificaron, y después los elementos procedieron a la revisión de la cajuela del vehículo, en donde se encontró una mochila negra que contenía un arma larga, un arma corta, 25 cartuchos, un radio comunicador, un porta arma y un porta cargador de cartuchos.

De inmediato se les solicitó la documentación respectiva, misma que no presentaron. Por tal motivo fueron detenidas las personas que llevan por iniciales A.O.J., A.I.A.E., B.L.H. y J.A.R.D.

Posterior a su certificación médica fueron puestas a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), junto con los indicios asegurados.

Detenido en la capital

Elementos de la Policía Estatal detuvieron a una persona con un arma de fuego, durante un recorrido de vigilancia y prevención del delito en el bulevar Bahía de Chetumal.

Los hechos se registraron este lunes cuando elementos se encontraban realizando un patrullaje por la zona, y se percataron de una persona alterando el orden en la vía pública. Sin embargo, al tratar de calmarlo agredió verbalmente a los policías estatales, al tiempo que señalaba que era un guardia de seguridad.

Debido a lo anterior se procedió a una inspección preventiva, siendo que en una mochila se le halló un arma de fuego, dos cargadores desabastecidos y 35 cartuchos útiles. Al solicitarle la documentación respectiva, se detectó que la licencia particular colectiva se encontraba vencida.