Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- Pese a que invierte en la renta de un espacio un día a la semana, a María Sánchez, artesana textil, le ha sido difícil vender sus creaciones a los turistas extranjeros en este primer semestre del año, por lo que para la temporada alta de verano espera diversificar sus ventas y obtener mejores ingresos.

“Lamentablemente no ha sido un buen año; especialmente con los turistas en la Quinta (Avenida), no hemos tenido el éxito que esperábamos. Ha sido un año difícil. Ocupamos un espacio en Quinta Margarita (32 entre Quinta y 10) los días martes, estamos varios artesanos, pero la venta ha sido muy despacio, no ha sido una temporada buena, está un poco bajo”, lamentó.

También te puede interesar: Peligra exportación de artesanías a Italia

María fabrica zapatos folclóricos ataviados con adornos de Yucatán; tiene su taller en Playa del Carmen, que sobrelleva con ayuda de su familia que tiene la tradición artesanal; algunos de ellos tejen otro tipo de prendas, especialmente para las mujeres.

“Todos los tejidos que hacemos, tanto de los zapatos como de las blusas, son hechos a mano, elaborados con tela mexicana, todo es orgánico y artesanal. Yo, por ejemplo, me tardo entre dos a tres días para hacer un par de huaraches, pero una vez que el calzado está el bordado me lleva un par de días más”, explicó.

Los textiles y calzado de María forman parte de la primera exposición denominada Etno Fashion, con la que pretenden promover el vestido mexicano entre el turismo y la comunidad extranjera que vive en Playa del Carmen.

Giovana Mancera Betancourt, una de las organizadoras de este evento, presumió que el arte mexicano textil es ya una moda, pues en las grandes boutiques ya aparecen diseños basados en ella, y la intención que tienen es que los mismos productores sean los que se beneficien de “la moda” en que se han convertido sus diseños.

Para María Sánchez el montar un stand en este aparador que se ubica en la plaza 28 de Julio y que estará hasta el domingo, representa un escaparate para llegar a otro tipo de clientes, pues la mayoría de sus ventas se generan en los mercados locales y por entregas a domicilio.