Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- En seguimiento puntual a la investigación que se mantiene en proceso por el homicidio del comunicador R.P.C, acaecido en el municipio de Solidaridad, la Fiscalía General del Estado informa que el hoy occiso el día de los hechos de su fallecimiento estaba conviviendo en el bar “Arre” con cinco personas, incluyendo su acompañante.

También te puede interesar: Ejecutan a un periodista en Playa del Carmen

Los agentes de la Policía Ministerial, realizan investigaciones para  localizar a cuatro personas, tres hombres y una mujer, para que aporten datos que permitan esclarecer este hecho delictivo, ocurrido a las 05.48 horas del martes, sobre la avenida Juárez, en la colonia Centro.

Cabe señalar que la persona del sexo femenino que aparece junto al occiso en fotografías publicadas en medios informativos, es una testigo de identidad reservada, que por sigilo de la propia investigación no se revelaran datos de ella.

Algunas entrevistas de investigación, proporcionan datos sobre la persona que presumiblemente disparo contra el comunicador de una página por internet  y refieren que es un hombre de entre 30 a 32 años de edad, de complexión delgada y de tez morena, quien al observar que salía la pareja, se acercó a ofrecerles una flor, cuando sacó un arma de fuego color negra que portaba en la mano derecha y le disparó en dos ocasiones.

El dictamen de la necropsia reveló que el occiso tiene tres lesiones producidas por arma de fuego, una en el pecho, cuello y labio superior, sin embargo dos orificios son de entrada y uno de salida y  una ojiva estaba alojada en el cuerpo. En tanto el examen de alcoholimetría arrojó positivo al consumo de bebidas etílicas. 

 Como corresponde, no se descarta ninguna línea de investigación, incluidas las derivadas de su actividad profesional o de los expedientes en los que aparece como imputado por diversos delitos.

Entre las diligencias ministeriales, se entregó el cuerpo a sus familiares la noche de este miércoles, luego que peritos y personal de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) adscrita a la Procuraduría General de la República, realizaron  actuaciones para robustecer la investigación que se lleva acabó en colaboración con esta institución de manera transparente y con legalidad conforme a los procedimientos del sistema penal acusatorio.