Verónica Fajardo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Con una inversión de un millón 50 mil pesos que el Ayuntamiento de Benito Juárez pagó a la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) para elaborar el Atlas de Riesgo que será presentado el próximo jueves ante todas las direcciones del gobierno municipal con el fin de dar a conocer su función porque desde hace nueves años no se actualizaba y es necesario para bajar recursos federales en caso de una contingencia de un desastre natural, señaló la regidora Erika Castillo Acosta, quien preside la Comisión de Desarrollo Social y Organización Comunitaria, en el marco de la instalación del Comité Operativo Especializado en Fenómenos Hidrometeorológicos, Temporada 2018.

El jueves 7 de junio se firmará el convenio con la Uqroo y el Ayuntamiento de Benito Juárez, en donde acordarán la cooperación científica y educativa.

También te puede interesar: La Uqroo elaboró el nuevo Atlas para Benito Juárez

El Atlas le servirá a diferentes direcciones del Ayuntamiento como a Protección Civil, el Instituto Municipal de Desarrollo Urbano del Municipio de Benito Juárez (Implan), las Secretarias de Desarrollo Urbano y Ecología, de Obras y Servicios porque aportará información científica y urbana sobre el crecimiento del municipio y las zonas de riesgo en caso de un desastre natural.

La regidora recordó que desde febrero tuvieron muchas ofertas de la iniciativa privada que ofrecieron sus servicios para la creación de un Atlas de Riesgo, pero ella como los regidores quienes presiden la Comisión de Protección Civil y Bomberos decidieron contratar a la Uqroo porque fue la mejor propuesta técnica y económica.

El último Atlas de Riesgo que utilizó el Ayuntamiento fue del 2010 en donde contemplaba una población de 400 mil habitantes y esta cifra de habitantes se duplicó, crecieron más asentamientos humanos y fraccionamientos.

La coordinación de Protección Civil de la entidad resaltó que Quintana Roo es el único estado de la región sureste que no posee un Atlas de Riesgo. Una tercera parte de los municipios se encuentra en baja vulnerabilidad al cambio climático y tres en media; sin embargo, los índices de exposición por la frecuencia de fenómenos extremos son altos.

El gobierno actual trabajó con la Uqroo para tener un Atlas de Riesgo estatal porque las anteriores administraciones utilizaban el Atlas Climatológico de Ciclones Tropicales en México. Según la Base de Datos Estadísticos (Badesniarn) de Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en el estado fueron promulgados 17 declaratorias de desastre natural y 20 declaratorias de emergencia pública.