Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo .- En comparación con las cifras del año pasado que cerró con 85 casos, el robo de identidad sigue a la alza con un incremento de un 25% en lo que va del 2018.

También te puede interesar:

Aunque ya existe la orientación suficiente de prevención, no hay un cuidado por parte de la personas y su información propia, esto conlleva al incremento de este tipo de delitos, explicó  Juan Bosco, delegado regional de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“El crecimiento es significativo en sus diversas modalidades ya que hay desde el correo electrónico hasta llamadas telefónicas”.

Hay una serie de costumbres equivocadas que los usuarios siguen haciendo al dar información personal como al momento de pagar desde la gasolina, que en el municipio es muy común dar la credencial para votar y los despachadores anotan el número de la misma que deberían ser datos confidenciales.

“No tienen por qué anotar los datos de identificación, ni de la tarjeta ya que esos datos son suficientes para realizar una compra por Internet, y ahí ya suplantaron la información”, agregó.

La recomendación es que al momento de realizar una compra solo utilicen la misma para corroborar ya que hay en sitios donde incluso sacan copias.

La Condusef cuenta con una serie de recomendaciones para que no caigan ante estos delitos que son con mayor frecuencia por Internet.

Es responsabilidad del usuario tomar las medidas necesarias para no ser víctima del robo de información ya que las instituciones ya están siendo más cuidadosas con los procesos y no cualquier caso lo resuelven a favor del cliente pues ellos dan las medidas de seguridad para blindar y en muchos casos son los usuarios quienes proporcionan sus datos.

“Cada vez  hay más formas para intentar robar la información y recientemente detectamos llamadas telefónicas que se hacen pasar por un banco para ofrecer supuestas  tarjetas, solicitando información personal, algo que las instituciones no hacen y ese es un foco de alerta”, mencionó