Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La Tesorería Municipal continuará ofreciendo descuentos del 10 % este mes de febrero, para que los contribuyentes se pongan al corriente con el pago del impuesto predial.

Juan Gabriel Borges Chim, tesorero de la Comuna bacalarense, señaló que hasta el mes de enero habían cubierto esta obligación fiscal un total de tres mil 800 ciudadanos, lo que representa el 29% del total que es de 13 mil cédulas catastrales.

También te puede interesar: Bacalarenses desaprovechan descuentos en predial

Dijo que aunque la cantidad no es la esperada, el número es ligeramente mayor a años anteriores, lo que refleja la confianza de la ciudadanía hacia la actual administración municipal, en virtud que en su totalidad se invierte en la realización de obras.

Indicó que al año captan alrededor de cinco millones de pesos por este concepto y es uno de los pocos ingresos directos que registran las finanzas municipales, por lo que se ocupa para la realización de banquetas y guarniciones, rehabilitación de alumbrado público, de parques, construcción de canchas deportivas, entre otras obras que ejecuta con recursos propios la Comuna.

Hizo un llamado a la ciudadanía en general para que aproveche los últimos descuentos del 10% que se aplicará durante este mes de febrero. Recordó que durante el mes de diciembre se aplicando exención en recargos de adeudos de años anteriores y en enero el 15% de descuento.

Enfatizó que para animar a los ciudadanos que cumplan con su obligación fiscal, se rifaron motocicletas y una laptop este mes de febrero. La primera motocicleta sorteada fue para un contribuyente del área rural.

Dijo que después de este mes, comenzará a enviar notificaciones con los adeudos de cada uno de los propietarios de predios en la cabecera municipal, para que a la brevedad se pongan al corriente con sus pagos.

Consideró que es una labor ardua y en ocasiones difícil, en virtud que gran parte de los contribuyentes del impuesto predial, no viven en Bacalar, algunos de ellos en el extranjero, por lo que tienen que buscar los mecanismos para hacerles llegar el requerimiento o esperar que acudan a ponerse al día.