Carlos Castillo/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Habitantes de las comunidades de la ruta Melchor Ocampo-Miguel Alemán, denunciaron el pésimo estado en el que continúan los 25 kilómetros de carretera que atraviesa sus comunidades y que es un difícil acceso. Aseguraron los quejosos que hasta este momento las promesas de campaña del hoy edil de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, no se han cumplido y que aún sufren las consecuencias.

Lorenzo Palacios Vega, presidente del Comisariado Ejidal de Río Verde, comunidad ubicada a más de cien kilómetros de la cabecera en este tramo de 25 kilómetros y quien señaló que las carreteras son un peligro, pues no son baches comunes sino, zanjas en la carretera y hundimientos que provocan desnivel y que han provocado infinidad de accidentes

También te puede interesar: Rehabilitan camino de acceso solicitado desde hace varios años

“Nuevamente los vecinos de los compañeros ejidatarios de estas comunidades denunciaron el mal estado de la carretera que conduce a los poblados, lo cual además de dañar los vehículos podría ser un factor para la inseguridad, ya que en años anteriores se reportaban asaltos a quienes circulaban por la noche”.

Mencionó que desde hace más de cinco años las reparaciones que le han hecho a la carretera son provisionales, pero todas han sido por cuenta de los mismos ejidatarios de las diez comunidades que conforman el ejido.

Por su parte, Román Guzmán, presidente de la Unión de Ejidos de este municipio dijo que hay más de 600 kilómetros de caminos, todos en abandono debido a que en toda su administración, el gobierno municipal de Alexander Zetina Aguiluz, no les invirtió nada; los pasajeros y transportistas peligran por los deslaves, grietas y baches en diversos tramos invaden estas vías de comunicación.

Una vez más, los habitantes llamaron a las autoridades tanto municipales como estatales y federales a atender la necesidad de mejorar las condiciones del citado tramo carretero, que comunica la zona más lejana del municipio de Bacalar

Recordaron que el año pasado, en temporada de lluvias, el tramo carretero, a la altura de una curva, presentó un deslave, convirtiéndose en un riesgo para quienes circulaban, el cual sólo fue reparado provisionalmente.

El grupo de lugareños recordó que esta es la única vía que comunica a la comunidad con la cabecera municipal de Bacalar, a donde tienen que acudir a realizar trámites y principalmente recibir servicio médico.