Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Al menos 28 prestadores de servicios turísticos de Bacalar, han sido presa de intento de extorsión telefónica, por lo que reciben capacitación para conocer los procedimientos que deben realizar para evitar ser víctimas de este delito.

Linda Calderón Argáez, presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bacalar, indicó que el año pasado se registraron 20 intentos a igual número de empresarios y en lo que va del año, se han presentado ocho casos.

También te puede interesar: Incrementa en un 88% el delito de extorsión en Q. Roo

Subrayó que de acuerdo a la capacitación que han recibido, en estos casos proceden llamar al 088, donde proporcionan los datos generales de la llamada, como la hora, número, si era hombre o mujer, lo que dijo, entre otros datos, que permita a las autoridades llevar a cabo el esclarecimiento del mismo.

Destacó que esta información la han generalizado entre todos los agremiados, para evitar que sean víctimas de este delito, por lo que pidió a las autoridades, que Bacalar sea considerado dentro de las estrategias de seguridad, que contempla instalación de cámaras en los principales puntos carreteros de acceso a la cabecera municipal.

Indicó que entre sus agremiados, “existe preocupación por el incremento de la delincuencia, de los casos en que se han recibido llamadas de extorsión que no han sido aplicadas porque inmediatamente se comunica a las autoridades”, dijo.

Explicó que dentro de las modalidades de extorsión que han recibido, se encuentra uno por parte de una persona que se dijo huésped a quien supuestamente le robaron sus pertenencias en el cuarto y exigió una cantidad de dinero a cambio de no exhibir el centro de hospedaje en redes sociales para desprestigiarlo.

Enfatizó que los prestadores de servicios turísticos de las diferentes empresas de la cabecera municipal, deben contar con los conocimientos necesarios para saber el procedimiento que deben realizar para evitar ser víctimas de alguna extorsión telefónica, por lo que invitó a acercarse a esa asociación, a fin de brindarles orientación o canalización hacia los responsables de brindar esos conocimientos.