Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Las autoridades del sector salud, recomendaron a la población extremar medidas de higiene para evitar contagio de conjuntivitis. En un mes se registraron siete casos de tipo bacteriana en Bacalar.

Lilián Esther López Torres, directora del Hospital Comunitario de Bacalar, dijo que la presencia del virus puede estar relacionada con el clima gélido que ha persistido desde principios de mes en la Península de Yucatán.

También te puede interesar: Clima frío, favorece la disminución en casos de conjuntivitis

Aunque aclaró que la presencia de la conjuntivitis bacteriana es durante todo el año y afecta a las personas sin importar la edad, por lo que resulta necesario extremar precauciones para evitar algún brote de este padecimiento.

Consideró que dicha cifra está dentro de lo esperado por la temporada, “no es una situación alarmante, pero sería prudente extremar precauciones de higiene para evitar contagios e incrementar el número de casos”.

Bertha Tavera Rosales, coordinadora de Salud Municipal, recordó que a principios de septiembre pasado, se registró un brote de esta enfermedad en territorio bacalarense, que saturó los centros de salud y el hospital de Bacalar.

Dijo que aunque fueron de tipo viral, las medidas de higiene que deben adoptar las familias son similares, porque el contagio se presenta con las mismas características y con la misma facilidad si no se adoptan medidas de prevención al respecto.

De acuerdo con los especialistas, existen tres tipos de conjuntivitis: viral, bacteriana y alérgica. La primera de ellas, es altamente contagiosa y se transmite a través de manos contaminadas por secreciones oculares. Es tan contagiosa que un paciente puede contagiar otras personas con tan sólo rascarse los ojos y tocar un objeto.

La conjuntivitis bacteriana es menos común que la viral, la forma de contagio está limitada a contactos personales, aunque compartir toallas y la misma cama son situaciones de alto riesgo para que se propague. La conjuntivitis alérgica, se produce cuando los ojos entran en contacto con cualquier sustancia en el aire que cause irritación, puede ser polen, polvo, pelos de animales, entre otros, dijo la funcionaria.