Joel Zamora/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- En los últimos meses, las calles y avenidas de Bacalar han tenido una invasión de arte, mediante la aparición de murales y arte urbano que vuelve pintoresco el Pueblo Mágico.

Joseas Montalvo, director de la Casa de la Cultura de Bacalar, informó que las obras son de, al menos, 10 artistas locales, nacionales, e incluso extranjeros.

También te puede interesar: Plasman cultura y arte en bardas de Bacalar (Video

“Solo tres de esos 10, conozco y se dedican a esta profesión, los demás solamente tienen participaciones regulares”.

Al menos tres de los artistas locales han aportado grandes obras en la ciudad. (Joel Zamora/SIPSE)

De acuerdo con el director, las obras de muchos artistas internacionales y nacionales se visualizan, pero desafortunadamente no hay un registro y control de dichas piezas culturales.

“Somos un Pueblo Mágico y la imagen de la ciudad es lo que presentaremos. Hay muralismo y arte urbano, pero no tiene una temática en sí; son cosas que deben mejorar para que impacte en la gente, deben tener un valor para que las personas se identifiquen”.

Mencionó que una de las propuestas es convocar a todos los artistas del estado, a través de un Consejo Cultural, se conozca del muralismo, hacer una depuración de obras y elegir los murales que se pueden plasmar sobre algún lugar, de esta forma tendrá sustento histórico y de evaluación, con artistas de trayectoria.

Es cultura que debe madurar a través de tiempo, para mantener la magia y color que esta zona se merece. (Joel Zamora/SIPSE)

Refirió que al menos tres de los artistas locales han aportado grandes obras en la ciudad y continúan con su profesión, pero dio de ejemplo a Edgar Argaez Calderón, un joven pintor que dedicó algunas obras en Bacalar y posteriormente emigró a otro estado por cuestiones diversas.

A pesar de ello, reconoció que los murales y arte urbano que existen en el Pueblo Mágico ha mejorado la imagen de la ciudad. Es cultura que debe madurar a través de tiempo, para mantener la magia y color que esta zona se merece.