Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Las ventas de los artesanías de Bacalar disminuyó 50% a partir de esta semana, ante la escasa afluencia turística. Repunta ligeramente los fines de semana, aunque las pocas ventas han obligado a la reducción de personal.

Gustavo Ramos Hernández, quien cuenta con una tienda de artesanías en el primer cuadro de la ciudad, consideró que esta actividad se ha incrementado un 40% los últimos meses con la instalación de más puestos de este tipo en diferentes puntos.

También te puede interesar: Artesanías de Bacalar conquistan mercado del norte de Q. Roo

Consideró que también es un factor para que las ganancias disminuyan, aunque dijo que durante las temporadas vacacionales, “hay ganancia para todos”.

Indicó que las temporadas buenas son las vacaciones y puentes escolares, que ocasionan la contratación de personal, pero posteriormente trabajan con una plantilla base, compuesta de una o dos personas cuando mucho, porque no cuentan con la capacidad económica para solventar los sueldos.

Señaló que la afluencia de turistas en el Pueblo Mágico cada vez es mayor, aún en temporada baja, por la visita de turistas de origen extranjero, lo que ha dado pie a nuevos negocios de diverso giro, entre ellos el de artesanías.

Indicó que hasta hace tres años, eran dos establecimientos de este tipo en el primer cuadro de la ciudad, que es el sitio más visitado por los paseantes, pero actualmente son alrededor de cinco que desean aprovechar la afluencia y otros que se han instalado sobre la carretera federal, por donde transitan miles de automovilistas al día.

Señaló que los detalles elaborados con materiales de la región, son los productos más demandados, además de los souvenirs con inscripciones de sitios locales, réplicas de El Fuerte o que cuentan con estampados con imagen de la laguna de los Siete Colores.

Francisco Castillo Chim, director de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Bacalar, señaló que después de cada temporada vacacional, las empresas turísticas de diverso giro sufren disminución en la demanda de sus servicios y productos, debido a que baja el turismo, ya que el 70% que llega a Bacalar es de origen nacional.

Sin embargo, cada vez es mayor el número de negocios comerciales que se establecen en la zona turística que conforma el primer cuadro de la ciudad, debido a que durante el resto del año llegan turistas extranjeros que mantienen la actividad, por lo que se encuentran ordenando el comercio en ésta área para evitar el ambulantaje.