Javier Ortiz/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La alcantarilla del drenaje sanitario ubicado a un costado del Hospital Comunitario de Bacalar, desbordó las aguas negras de su interior hacia la laguna de Bacalar. No fue posible encontrar personal de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) para conocer el motivo.

Vecinos del lugar, señalaron que por espacio de 48 tuvieron que soportar el olor nauseabundo que expedían las aguas negras que brotaban de la alcantarilla, a pesar que lo reportaron a la dependencia desde el jueves

También te puede interesar: Alistan drenaje sanitario en la Costera de Bacalar

Fue hasta este sábado al mediodía que un camión vactor acudió para desazolvarlo, lo que aminoró la pestilencia y dejó de descargar aguas negras hacia la laguna, hasta donde se observó la mancha que fluyó cuesta abajo.

Señalaron que no es la primera ocasión que ocurre, y por lo general las aguas negras terminan en el cuerpo lagunar, porque es hacia donde tiene inclinación esa zona, por lo que hicieron un llamado a las autoridades de la CAPA para que pongan especial atención en el drenaje de esa área.

Rosaura Medina Ac, vecina de la colonia centro, señaló que el drenaje de esa zona, al parecer, presenta algún tipo de problema, ya que cada lluvia que se registra, las aguas negras se desbordan de las alcantarillas y terminan en la laguna, lo que consideró una fuente de contaminación.

Marco Jericó Nava Martínez, director operativo del Comité Agua Clara, señaló que los constantes desbordamientos del drenaje sanitario, son muestra de la mala planeación del sistema, que no cuenta con un estudio ejecutivo previo a la obra que soporte el crecimiento de la ciudad.

Dijo que desazolvarlo cada vez que se colapsa, sólo son paliativos a un problema que se puede resolver con una planeación estratégica de desarrollo sustentable como el que necesita Bacalar. “No se puede tapar el sol con un dedo, el sistema de drenaje sanitario de Bacalar es deficiente y muestra de ello son los desbordamientos que se seguirán presentando”, indicó.

No fue posible localizar al gerente de la CAPA en Bacalar, Luis Alberto Soberanis Allen, para conocer la causa del rebosamiento de la alcantarilla de ese lugar.