Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Con el propósito de erradicar los criaderos de moscos, autoridades del sector salud y habitantes, llevan a cabo una campaña de descacharrización del 20 al 27 de marzo, donde pretenden recolectar más de 100 toneladas.

Bertha Georgina Tavera Rosales, coordinadora de Salud Municipal, indicó que hasta el momento han recolectado 80 toneladas en las 11 colonias, pero están llevando a cabo varios recorridos, en diferentes horarios, debido a que varía la hora en que se encuentran los moradores.

También te puede interesar: Refuerzan combate al mosco en Bacalar

“Buscamos la efectividad, por eso lo llevamos a cabo por varios días, porque queremos garantizar que eliminaremos el mayor número posible de cacharros que existen en las viviendas”, señaló.

Dijo que la campaña de descacharrización forma parte de las acciones preventivas que lleva a cabo el Ayuntamiento en coordinación con la Secretaría de Salud, previendo que las ocasionales lluvias pudieran provocar proliferación de moscos transmisores de dengue, chinkungunya, paludismo y zika, entre otros.

Indicó que adicionalmente, se está llevando a cabo caleado de bardas en algunas localidades del municipio de Bacalar y abatización tanto en viviendas, como en escuelas y edificios públicos para acabar con todos los criaderos que se encuentren en estos espacios.

Indicó que en esta tarea participan más de 40 voluntarios de las diferentes áreas que conforman la Comuna, así como cinco camionetas y cuatro volquetes que transportan los cacharros al relleno sanitario.

William Sánchez Náhuatl, coordinador del H. Cuerpo de Bomberos de Bacalar, indicó que participan activamente invitando a los habitantes a sacar llantas, recipientes inservibles, fierros, entre otro tipo de material que permanece en los patios de la vivienda como simple basura, pero que en realidad son potenciales criaderos de moscos.

Dijo que mucho de este material lo almacenan en los techos de las viviendas y cuando se llevan a cabo campañas de este tipo, pasan desapercibidas y se mantienen, beneficiando la reproducción de larvas, por lo que están insistiendo en que limpien techos y patios de las viviendas.