Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Comerciantes del centro de la ciudad, se dijeron indignados porque la CAPA rompió un tramo de la recién pavimentada calle 22 para reparar una fuga, lo que consideraron derroche de recursos porque la calle fue rehabilitada recientemente.

José Luis Soberanis Allen, gerente de la Comisión de Agua potable y Alcantarillado en Bacalar, señaló que resulta difícil coordinar esfuerzos con el Ayuntamiento para la reparación de tuberías y posterior pavimentación, porque los tiempos de suministro de recursos son por diferentes vías y en tiempos distintos.

También te puede interesar: Conectarán la normal de Bacalar al drenaje sanitario

“Si es necesario, tenemos que romper, aunque también tenemos el compromiso de dejarlo en las mismas condiciones”, subrayó, tras señalar que los recursos que reciben para obras de este tipo proviene de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y los ayuntamientos tienen otras fuentes de recursos que tienen otros tiempos de suministro.

Omar Eliu Koyoc Pech, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, delegación Bacalar, dio a conocer que un grupo de comerciantes establecidos en el primer cuadro de la ciudad, han manifestado su indignación por la falta de coordinación entre ambas instancias.

Dijo que la calle 22 es una de las más transitadas por turistas y locales, ya que comunica el primer cuadro, la parroquia de San Joaquín y la zona comercial de Bacalar, “es un paso casi obligado para los turistas”, indicó.

Subrayó que por esa razón la mantienen en buenas condiciones, por lo que causó molestia a los comerciantes establecidos en esa zona que con incredulidad observaron a la brigada de trabajadores que rompieron la cinta asfáltica para encontrar la fuga.

Koyoc Pech, señaló que lo mismo está ocurriendo con varias calles donde están introduciendo las tuberías de drenaje sanitario en la colonia Cinco de Mayo, “varias de esas arterias fueron recién pavimentadas y con tristeza observamos que fueron abiertas para introducir las enormes tuberías del drenaje sanitario”.

Lamentó que no se establezca coordinación entre las instancias de gobierno para evitar derroche de recursos, porque “se está convirtiendo en una costumbre”.