Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Los grupos ambientalistas locales, señalaron que las exfoliaciones que realizan miles de turistas en el Canal de los Piratas, están acabando con el ecosistema lagunar de la zona; los turistas ahí “lavan” sus bronceados.

Marco Jericó Nava Martínez, representante de la Asociación Civil Agua Clara, indicó que se calcula 100 mil visitantes al año que llegan a disfrutar sus vacaciones al Pueblo Mágico y el Canal de los Piratas se ha convertido en uno de los atractivos principales porque es un sitio donde los dos últimos años se realizan exfoliaciones con la arena fina del lugar.

También te puede interesar: Pierde sus ‘siete colores’ la Laguna de Bacalar

Dijo que ese lugar se ha devastado ese lapso de tiempo, a decir por la disminución de manglares y arena, además que los turistas realizan sus necesidades fisiológicas en el lugar.

Destacó que los manglares “en términos biológicos, absorben o sub secuestran carbono cuatro veces más cantidades que un árbol normal, de modo que una hectárea de manglar retiene carbono en proporciones más eficientes que una de árboles normales”.

Sin embargo, el conocido Canal de los Piratas, es un claro reflejo del deterioro que ha venido sufriendo esta vegetación marina, como consecuencia de la actividad turística que registra, porque en sus ramas se amarran las lanchas y con la desaparición de la arena, también se va extinguiendo el manglar en esa zona, indicó.

Antiguos pobladores, recuerdan que toda la orilla de la Laguna de bacalar estaba compuesta por tupido manglar rojo, “pero cuando no estaba muy vigilado, hace varios años, muchos aprovecharon para cortarlo o rellenarlo para ganarle terreno a la orilla”, señaló Felipe Castro Gómez, antiguo ejidatario de Bacalar.

De acuerdo con la Conabio (Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad), las principales pérdidas, por lo regular irreparables, de los manglares son resultado de alteraciones humanas, cada ejemplo de destrucción tiene como característica común la ignorancia del valor que representan los manglares.

En el año 2007, Eduardo Elías Espinosa Abuxapqui, entonces diputado federal por Quintana Roo, presentó una iniciativa para modificar un artículo que permitiría destruir manglares con el objetivo de construir obra pública y privada, la cual no prosperó.