Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La European Federation of Honey Packers & Distributors (Feedm) y 10 empresas europeas, enviaron una carta al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para patentizar su confianza que la revocación del permiso a Monsanto para cultivo de soya transgénica sea definitivo.

La asociación Naturland, a través de un comunicado de prensa, dio a conocer el interés de las empresas trasnacionales porque dicho permiso expedido en el año 2012 y suspendido el año pasado, se aplique de manera permanente, debido a que la apicultura en México está amenazada por el cultivo ilegal de soya genéticamente modificada.

También te puede interesar: Autoridades insisten que no hay siembra de semilla transgénica

La preocupación de los comercializadores europeos radica en que el 90% de miel que importan proviene de la Península de Yucatán, que se encuentra dentro del polígono autorizado por las autoridades federales; la producción europea del endulzante apenas alcanza cubrir el 20% de su demanda, señaló el documento.

 “En 2016, el propio gobierno mexicano constató durante una inspección, que se sigue cultivando soya transgénica. Pero muy poco ha sucedido desde entonces”, dijo Irma Gómez González, ingeniera agrícola y consultora de apicultura.

Señaló que la contaminación de las aguas subterráneas con pesticidas y la deforestación ilegal a gran escala son las consecuencias inmediatas de la constante expansión del cultivo de soya, que tiene resultados catastróficos para la población indígena.

El documento está firmado por las empresas Dreyer-Bienenhoning de Uelzen, Alemania; Dwp, Die WiltPartner, Ravensburg, Alemania; El Puente, Die Fair Handels Pioniere, Nordstemmen, Alemania; EZA Fairer Handel, Köstendorf, Austria; GEPA-The Fair Trade Company, Wuppertal, Alemania; Honing-Wenet, Waldkirch, Alemaania; Honigmayr, Tennerck, Austria; Hoyer, Polling, Alemania; Jakobsens Honey, Aulum, Dinamarka y Sonnentracht, Bremen, Alemania.

El estado de Quintana Roo se mantiene en el séptimo lugar en producción de miel orgánica desde el año 2015, en una posición que es liderada por el estado de Yucatán con siete mil 490 toneladas del producto. Los últimos dos años, el número de colmenas ha aumentado 18 mil piezas desde el año 2013 al 2015, seis mil por año.