Carlos Castillo/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Habitantes de la zona rural de Bacalar, manifestaron la necesidad de contar con mayor patrullaje o acciones preventivas dado al aumento de inseguridad en las comunidades, principalmente asaltos y robos.

María Luisa Mayor, habitante de la comunidad de Altos de Sevilla señaló que la caseta de policía con la que cuentan no sirve de mucho si los elementos no tienen como moverse o hacerle frente a los problemas.

También te puede interesar: Se extravían armas de fuego en Seguridad Pública

“Se roban hasta las cubetas de cualquier casa, pero en el campo se llevan desde las herramientas, fertilizantes y herbicidas. “Estamos hartos que no se pueda dejar ni una pala en el patio, porque ya no amanece, se roban de todo, gallinas, fertilizantes, herramientas, herbicidas, bicicletas, te descuidas y te roban lo que sea, ya no se vive tranquilo”.

Fermín Arturo Bárcenas, integrante del núcleo agrario señaló que los campesinos ejidatarios se han visto afectados con el robo de sus cosechas, pues en una noche los delincuentes son capaces de robar una hectárea de maíz, sin que nadie se dé cuenta a pesar de que las parcelas están cerca de la comunidad.

Comentó que esta situación no solo es en la comunidad de Altos de Sevilla, pues los hechos se repiten en las más de diez comunidades aledañas, por lo que el hartazgo es generalizado por parte de toda la zona rural de Bacalar.

Señaló que sólo en ocasiones son los elementos de  Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) quienes efectúan rondines de vigilancia por los ejidos,
“De hecho, no hay patrullajes por ahí, a veces se observa la presencia del Ejército Mexicano sobre las brechas, pero Policía Estatal a pesar de que esta ahí no se ha visto, que vigile de verdad”.

Dijo que el delito que más se registra en los ejidos es el robo domiciliario, por ello, se organizaron para de manera conjunta firmar un oficio donde solicitan mayor participación de la fuerza pública a los representantes del gobierno municipal y estatal.