Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- El anuncio de la aplicación de la nueva facturación del SAT en formato 3.3, mantiene preocupado a los comerciantes en pequeño de la cabecera municipal, porque no desean incurrir en inconsistencias u omisiones por ignorancia.

Eliu Omar Koyoc Pech, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) delegación Bacalar, dio a conocer que en toda la geografía municipal existe un padrón aproximado de 680 contribuyentes que se deberán ajustar a esta nueva modalidad.

También te puede interesar: Factura electrónica, obligatoria en diciembre

Indicó que los últimos días, alrededor de 50 microempresarios se han acercado a esa representación para obtener orientación sobre el uso del nuevo formato que puso en marcha el Sistema de Administración Tributaria en julio pasado.

Dijo que el SAT concedió una prórroga hasta el primer día de este año 2018 en que los pequeños contribuyentes se deberán ajustar a esta nueva modalidad de declaración fiscal, pero la mayoría esperó hasta el último minuto para buscar asesoría.

Consideró necesario que se instale un módulo de esa dependencia recaudadora en la cabecera municipal para brindar información más amplia para quienes conservan algunas dudas y no vayan a caer en inconsistencias.

Rosaura Pech Álvarez, quien cuenta con un modesto negocio de venta de artículos varios para dama, entre los que se encuentra bolsos, pinturas, perfumes y regalos diversos, señaló que desconoce el procedimiento que debe realizar.

Indicó que trasladarse hasta Chetumal para buscar asesoría en las oficinas del SAT, representa destinar al menos cuatro horas y desembolso de un gasto extra que no está considerado dentro de su presupuesto.

De acuerdo con el portal de la dependencia, la nueva facturación electrónica versión 3.3 entró en vigor el 31 de diciembre de 2017, que tiene el propósito de recoger mayor información que será útil al momento de los procesos de fiscalización.

De esta manera, el SAT tendrá claro qué es lo que compra y vende cada contribuyente, porque el responsable de emitir una factura relacionará su producto con los establecidos en el nuevo catálogo.