Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) utilizó un equipo de succión para retirar acumulamientos de grasa provenientes de restaurantes del primer cuadro de Bacalar que impedían el flujo de líquidos del drenaje sanitario.

Julio César Uicab, subgerente Operativo de la CAPA Bacalar, señaló que el acumulamiento de aceite en las líneas de conducción del drenaje sanitario, crean tapones que impiden el flujo normal del agua, ocasionando estancamientos que provocan rebosamientos a la superficie con material proveniente del desagüe que ocasiona molestias a los usuarios.

También te puede interesar: Drenaje pluvial contamina la laguna de Xul-Há (Video)

Dijo que por este motivo, de manera periódica, entre dos y tres veces al mes, utilizan este equipo para liberar las líneas subterráneas que permitan el flujo del material que transporta el drenaje sanitario hasta la planta de tratamiento.

Explicó que el drenaje sanitario de Bacalar es por sistema de gravedad, es decir, todas las líneas subterráneas cuentan con cierta pendiente que permita que el agua pueda cambiar de un lugar a otro hasta llegar a la planta ubicada en la colonia Diego Rojas Zapata.

Pero algunos restaurantes vierten sus aguas residuales con grasas y aceites que generan tapones con que impiden el paso del material que arrastra ese conducto y al no fluir en las atarjeas, rebosan en las descargas con los consabidos olores fétidos.

Hizo un llamado a los negocios establecidos para que acondicionen sus trampas de grasa que eviten que vayan a parar al drenaje sanitario, ya que ocasiona rebosamientos del mismo.

De acuerdo con los técnicos de la CAPA, el rebosamiento de las alcantarillas también es ocasionado por los vecinos que destapan el drenaje sanitario para desalojar los acumulamientos, porque se saturan las líneas de conducción.

Verónica Dzib Balam, habitante de la colonia Centro, señaló que son constantes los rebosamientos sobre la avenida Nueve, principalmente cuando llueve, lo que ocasiona olores fétidos que tienen que soportar.