Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Madres de familia de la comunidad de Altos de Sevilla, pidieron consideración a las autoridades de la SEQ, que amplíen una hora la entrada a los niños, porque han comenzado a enfermarse por las bajas temperaturas.

Josefina Ávila Cámara, indicó que su pequeño hijo tiene que ir bien abrigado por las mañanas, pero aun así, el intenso frío que se percibe por las mañanas aunado a la densa neblina, han comenzado a hacer estragos en su salud, porque presenta signos de gripe.

También te puede interesar: Comienza etapa más fría del año

Dijo que no quiere que su hijo pierda clases, por lo que a pesar de las bajas temperaturas, lo ha estado llevando, no obstante que expone la salud de su pequeño hijo de 10 años, por lo que consideró oportuno que las autoridades educativas concedan tolerancia en la entrada al aula.

El subsecretario de Educación Básica del estado, Rafael Sánchez Pantoja, señaló que los directores de los planteles pueden solicitar por escrito dicha ampliación en el horario de entrada si así lo consideran, ya que aseguró, la salud de los alumnos es primero.

Dijo no contar con los índices de ausentismo escolar derivado del clima frío que se ha percibido en todo el estado la última semana, aunque consideró que ha sido bajo, por lo que no está interfiriendo en la educación de los pequeños del nivel primaria.

De acuerdo con el organismo de Cuenca Península de Yucatán, continuarán las bajas temperaturas en la región, especialmente por las noches y al amanecer, debido a que el ingreso de aire de componente norte, seguirá favoreciendo durante los días siguientes bajos registros en diversos puntos dela Península de Yucatán.

Habitantes de las poblaciones rurales como Reforma, Huatusco, Río Escondido, entre otros, han reportado intensa frialdad desde la tarde y hasta las 10 de la mañana, por lo que se han visto en la necesidad de encender pequeñas fogatas en el interior de sus viviendas para mantener calor.

Bertha Georgina Tavera Rosales, coordinadora de Salud Municipal, recomendó a las familias evitar estas prácticas, debido a que pueden contraer enfermedades pulmonares por el humo que respiran durante la noche.