Carlos Castillo/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Los productores de miel en la zona rural de Bacalar, cerraron el año con una producción de 183 toneladas del dulce, a pesar de las afectaciones climatológicas y nulos apoyos.

Alfonso Ek Poot, representante de la cooperativa Kabi Habin informó que el reto para el próximo año es lograr las 200 toneladas del endulzante entre los 120 productores de la organización.

También te puede interesar: Centro de acopio de miel está en total abandono

Indicó que este año “no fue el mejor”, por la falta de floración a consecuencia, dijo de la deforestación que se comete en la zona de los menonitas, además que las enfermedades que afectaron a los enjambres.

“Existen muchos factores que afectan que las abejas no produzcan o produzcan en cantidades mínimas, hay enfermedades que se tiene que prevenir o curar que atacan a las abejas, debido a que se contaminan con la floración de cultivos con transgénicos o con altos niveles de herbicidas, fertilizantes y agroquímicos”.

Se esperanzó en el próximo año, toda vez que confían en que le sean aprobados algunos proyectos que mantienen desde hace mucho tiempo en las dependencias estatales y federales como la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe) y la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Laura Berenice Cen, productora dedicada a la Apicultura desde hace casi una década, señaló que aunque no obtuvieron durante este año ingresos considerables por la exportación de miel, les da para sobrevivir con lo básico y mantener los enjambres saludables.

“No nos fue tan bien, la situación económica de la zona afecta, el abandono de las autoridades, la falta de impulso para el desarrollo y crecimiento de la actividad ha provocado que esta merme, sin embargo, esperamos que para el próximo año, tener una mejor cosecha, aunque cada vez existen más factores que afectan esta actividad económica”, precisó.