Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Será en dos semanas cuando el Ayuntamiento de Bacalar solvente las observaciones de la Profepa referente a la construcción de muelles, al interior de la laguna, y que derivó en la clausura de una de las obras.

Alexander Zetina Aguiluz, presidente municipal, dijo que la autoridad revisa los protocolos de construcción para completar la información ante la dependencia federal.

También te puede interesar: Terminan muelle en Bacalar aún con letrero de clausura

Consideró que la clausura fue un mero trámite derivado de que los inspectores no recibieron la información en ese momento, toda vez que no hay afectación al sistema lagunar y es de utilidad pública en beneficio de la ciudadanía.

“Por mucho tiempo los bacalarenses han demandado espacios dignos de esparcimiento familiar donde puedan disfrutar de su laguna, por lo que se están rehabilitando estos espacios”, dijo.

Desde octubre del año pasado, el Ayuntamiento de Bacalar lleva a cabo la rehabilitación de dos andadores turísticos ubicados sobre la avenida costera con las calles 16 y 18, que se habían convertido en un riesgo para la integridad de los visitantes, por la maltrecha infraestructura de madera.

La inversión por ambas obras es por el orden de los dos millones 516 mil 864 pesos, de manera bipartita entre la comuna y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), de los cuales, un millón 136 mil 619 pesos corresponde al primero, mientras que otro tendrá un costo de un millón 380 mil 245 pesos.

De acuerdo con el proyecto, se realizará una rehabilitación total de la infraestructura de madera, incluyendo bancas, andadores y muelle.

Fue el pasado 15 de febrero, cuando personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró una de las obras porque en la infraestructura de madera de 33 metros de longitud y dos metros de ancho, se detectó la falta de aplicación de medidas para prevenir y mitigar los impactos generados por la construcción del muelle al interior de cuerpo lagunar.

Representantes de organizaciones sociales, lamentaron la postura de la Profepa, porque en varias ocasiones han denunciado el incendio de manglar del otro lado del cuerpo lagunar sin que se observe alguna sanción.