Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La empresa Energía del Sureste El Ramonal está lista para producir 114 mil 165 megavatio-hora de energía al año, para suministrar a cinco cadenas de hoteles que se encuentran en la Riviera Maya y Cozumel.

El proyecto contempla una inversión de 87 millones de dólares en una superficie de 193 hectáreas en una zona cercana a la comunidad de Pedro A. Santos. De acuerdo con el proyecto autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se estima una duración de 36 meses para la fase de preparación y construcción.

También te puede interesar: Proyectos de energía limpia apuntan a la zona sur

El parque solar tendrá una vida útil de 30 años. Se generarán alrededor de 10 empleos permanentes y aproximadamente 300 indirectos temporales durante la fase de construcción.

El proyecto tendrá un impacto social y ambiental positivo puesto que su implementación permitirá reducir la emisión de 29 mil 866 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año al producir energía limpia, lo que equivale a plantar alrededor de 96 hectáreas de bosque y conservarlas por 10 años.

Dentro de los impactos sociales favorables que el proyecto generaría se puede mencionar, la generación de nuevos empleos y la imagen positiva que la cabecera municipal obtendría debido a la actual promoción turística de una población con turismo ecológico, sustentable y exclusivo, así como una mejor calidad de vida, según el documento autorizado por la Semarnat.

La energía fotovoltaica es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radicación solar mediante un dispositivo semi conductor denominado célula fotovoltaica. Este tipo de energía se usa principalmente para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución.

Héctor Ic Rodríguez, presidente de la Unión de Asociaciones Civiles de Bacalar, enfatizó que es el tipo de inversión que requiere el Pueblo Mágico, ante el despunte turístico que está registrando, que obliga a buscar alternativas de producción sustentable, en este caso de energía, que consideró, se debe contemplar para Bacalar y sus comunidades y no sólo al norte del estado.