Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Los pequeños de siete a 15 años, podrán participar en el taller con material reciclado que se impartirá en el Fuerte San Felipe para crear conciencia sobre la importancia del cuidado a la naturaleza.

Guadalupe Antonia Martínez Rosas, asesora cultural, quien impartirá el curso, dio a conocer que tendrá verificativo los días 14, 21 y 28 de abril próximos, de 10 de la mañana a una de la tarde, en la sala de talleres y exposiciones del Museo del Fuerte.

También te puede interesar: Lucirán paredes del Fuerte de Bacalar imágenes multicolores

Indicó que se les enseñará a los pequeños a trabajar con material reciclado como cajas de zapatos, pintura acrílica, tapas de plástico, periódico, botellas de plásticos, bolsas de chatarra, unicel, entre todo tipo de material que termina en la calle y posteriormente, en la Laguna de los Siete Colores, donde es arrastrado por el aire o corrientes de agua.

Señaló que con ello buscarán que los materiales que a la vista de muchos es basura, lo conviertan en un arte-objeto, para que no termine en la calle y por el contrario, le otorguen un valor al convertirlo en arte digno para decoración.

Subrayó que el material antes mencionado, podría convertirse en alhajeros, para guardar pinturas, maquillaje y objetos de varias transformaciones, “la imaginación del niño es inmensa y el propósito es desarrollarlo y al mismo tiempo, inculcarles el cariño hacia la naturaleza que nos rodea, para que en un futuro sean los principales preservadores”, subrayó la también denominada “Mujer Lienzo”.

Héctor Ic Rodríguez, presidente de la Unión de Asociaciones Civiles de Bacalar, destacó la importancia de crear conciencia ecológica en las futuras generaciones, tomando en consideración que Bacalar cuenta con un ecosistema frágil que requiere la participación de todos los sectores de la sociedad para su preservación y cuidado.

Dijo que la avenida costera y calles adyacentes se encuentran ocupadas por establecimientos como hoteles y restaurantes donde utilizan gran cantidad de plásticos como popotes, vasos, plásticos, entre otros, que terminan en el cuerpo lagunar por su cercanía.

Destacó que en campañas de limpieza que han llevado a cabo con anterioridad han extraído gran cantidad de material de este tipo de las orillas de la laguna, que representan elemento de contaminación, por lo que consideró acertada la realización de eventos de este tipo.