Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- Los sicarios que atacaron la noche del pasado miércoles a la patrulla 12092 de la Policía Estatal, dispararon en 37 ocasiones contra los uniformados, desde el cruce de las avenidas Kinik y Andrés Quintana Roo, hasta donde quedó frente a la plaza Pabellón Norte, narró la mujer que acompañaba al comandante policíaco.

La Fiscalía General del Estado (FGE) inició la Carpeta de Investigación 27/2017 por el delito de lesiones dolosas en contra del policía Carlos N, de 35 años, quien de acuerdo al último reporte médico su estado de salud era delicado por las lesiones de arma de fuego que presentó en el brazo y pierna del lado derecho.

También te puede interesar: Policías estatales fueron atacados por comando armado

Los peritos encontraron en el lugar 37 casquillos percutidos, de los cuales 8 eran calibre 7.62, de los que utilizan el fusil AK-47, conocido como “Cuerno de Chivo”, y el resto eran calibre .223 de fusil AR-15.

La patrulla con número económico 12092 y placas de circulación SP6352 tenía 34 orificios en la parte posterior; diez, en el costado izquierdo; tres en el parabrisas delantero y 15, en el costado derecho. Se localizaron en el interior seis esquirlas.

Guadalupe N, de 22 años, quien acompañaba al comandante Carlos N, en su declaración dijo que estaban circulando sobre la avenida Andrés Quintana Roo y al estar pasando el semáforo de la Kinik, escuchó una ráfaga de metralleta y los vidrios de la patrulla se empezaron a romper.

Los dos se agacharon dentro de la unidad para resguardarse, mientras la patrulla seguía avanzando hasta que se detuvo frente a la plaza Pabellón Norte, pero los delincuentes les siguieron dispararon, los cristales seguían cayendo al interior de la unidad.

Los disparos cesaron, se levantó y vio a su comandante herido, en el lugar ya se encontraban elementos de la Policía Federal a bordo de la patrulla 16997, quienes la ayudaron a pedir una ambulancia para que atendieran a su compañero.

Sin embargo, a pesar de que llegaron rápido los elementos federales al lugar, no lograron detener a ninguno de los sicarios.

Los hechos se reportaron a las 22:30 horas del pasado miércoles, en el cruce de las avenidas Andrés Quintana Roo y Kinik.