Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Estables y sin saber por qué los atacaron a balazos, padre e hija continúan recibiendo atención médica en el Hospital General, donde se dijo estaban en recuperación; en tanto los elementos de la Ministerial investigan la razón de que un solitario sicario intentara asesinarlo la noche del pasado miércoles.

Los policías ministeriales indagan por qué al taxista del sindicato Gustavo Díaz Ordaz de Isla Mujeres, identificado con las iniciales M.A.N.G., de 46 años, y a su hija de 17, intentaron asesinarlos, pues alrededor de las 20 horas del miércoles, un sujeto llegó a su domicilio en la Supermanzana 217, donde disparó al menos 12 en 12 ocasiones con arma tipo escuadra.

También te puede interesar: Padre e hija son baleados en La Guadalupana

Una de las líneas de investigación apunta a un ajuste de cuentas, aunque el taxista afirmó que nunca ha tenido problemas con nadie; en tanto, la esposa del taxista comentó que solo vio a un tipejo, del cual no pudo recordar características, quien llegó a su vivienda en el fraccionamiento La Guadalupana, y empezó a disparar.

Cuando la mujer vio a sus familiares lesionados, rápidamente llamó al número de emergencia 911 para que le mandaran ayuda de policías y paramédicos que llevaran a los heridos al Hospital General.

Por este ataque, la Vice Fiscalía inició la carpeta de investigación 124/2018, donde se asentó que se encontraron 12 casquillos percutidos y un cartucho útil, todos calibre 9 milímetros, frente a la vivienda de las víctimas.