Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Con “cerros” de basura dentro y fuera de los contenedores de desechos, patios con envases de plástico, envolturas de frituras y galletas, y unicel, quedaron los planteles educativos que albergaron 507 casillas durante las elecciones del domingo pasado.

“La basura es normal, cientos de personas entraron y salieron para votar, se hizo el aseo correspondiente y para hoy (ayer), ya estaban listas las escuelas, seguimos recibiendo el estado de cada una, escuchamos el rumor de que en hubo daños, pero no está confirmado”, dijo Carlos Gorocica Moreno, subsecretario de Educación, de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ).

También te puede interesar: Más de mil escuelas de Q. Roo necesitan domos

La escuela primara Bicentenario de la Independencia de México, ubicada en el fraccionamiento “Vista Real”, fue la que mayor cantidad de basura tuvo tras los comicios; en el interior del plantel los contenedores rebosando de envases y envolturas, en la mismas condiciones se encontraban los espacios para que los alumnos coloquen sus libros y trastes con desayuno.

En Benito Juárez fueron habilitadas 507 casillas en diferentes planteles educativos, desde preescolar hasta nivel superior, como fue el caso de la Universidad del Caribe; en ésta última la cantidad de basura generada fue inferior a la de escuelas primarias. Durante los comicios, en un plantel se reportó un conato de agresiones, en el que presuntamente fue dañada una puerta de acceso; sin embargo, hasta ayer la SEQ no tuvo reporte alguno de infraestructura dañada; previo al inicio de clases, personal directivo de las escuelas en las que se instalaron las casillas, revisaron las condiciones en las que estaban los inmuebles.