Eva Murillo/SIPSE
HOLBOX, Quintana Roo.- Al basurero de Holbox no le cabe nada más, está a su máxima capacidad luego de que la temporada alta llegó a su fin hace unas semanas.

Las autoridades locales veían como opción empezar a depositar los desechos fuera del sitio de transferencia ante la falta de espacio; sin embargo, mañana la empresa con la que el ayuntamiento firmará un convenio para que se haga cargo del manejo de la basura y del depósito de ésta, iniciará trabajos de saneamiento en el lugar.

También te puede interesar: Holbox y Tulum, con más denuncias por daños ambientales

Las temporadas altas para Holbox no solo significan más turismo y derrama económica, también implica mayor generación de desechos sólidos que van a parar al mal llamado sitio de transferencia, pues está muy lejos de serlo, ya que la basura debería permanecer unos días ahí y luego ser sacada de la isla, pero la realidad es que pasan los meses y las montañas crecen.

Esta vez ya no hay espacio en donde poner la basura que los camiones recolectan en la isla, desde el lunes pasado, el aviso de los trabajadores fue que no hay espacio y deberán ponerla en las afueras del lugar.

A finales de julio, Novedades Quintana Roo visitó el basurero a cielo abierto de la isla, lucía lleno pero con espacio para caminar entre los cúmulos de desechos, en el transcurso de un mes desaparecieron y fueron cubiertos con cientos de bolsas llenas de todo tipo de desperdicios.

En los primeros días de esta semana, el Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas y la empresa Eco-V firmarán un convenio para que el manejo de los residuos quede en manos de la iniciativa privada, confirmó Emilio Jiménez, presidente municipal.

Por otro lado, directivos de la empresa informaron que desde mañana empezarán las labores de saneamiento del predio donde está el basurero a cielo abierto de la isla.

En su página oficial, Eco-V informa que aprovecha el 90% de la basura orgánica que maneja, pues no la envía al relleno sanitario, si no que la usa parta la fabricación de composta y alimento para ganado.

Con la llegada de la empresa, las autoridades esperan que la recoja, disposición final de los desechos en la isla deje de ser un problema.