Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- Una menor de aproximadamente un año y medio de edad sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en la boca al morder el cable de una lavadora mientras jugaba en su casa.

Los padres rápidamente acudieron al centro de salud ubicado en la calle 104, entre las avenidas 30 y 25, en Playa del Carmen, solicitando auxilio para que su hija fuera atendida por un médico debido a que había sufrido una descarga eléctrica.

Los médicos atendieron inmediatamente a la pequeña bridándole los primeros auxilios e indicaron a los papás que su hija presentaba quemaduras de segundo y tercer grado, por lo que tenía que ser trasladada lo antes posible a un hospital.

También te puede interesar: Bebé de un año saldrá en libertad del Cereso de Cancún

Por esta razón el personal del centro de salud solicitó el apoyo de una ambulancia para que acudiera al sitio y trasladar a la pequeña a un nosocomio.

Previo a la llegada de la ambulancia al centro de salud, llegaron elementos de Seguridad Pública, así como personal de Protección Civil, quienes dialogaron con los padres de la niña y el personal del centro de salud para obtener información sobre el hecho.

Respecto al acontecimiento, los papás de la bebé relataron que mientras su hija gateaba en su casa, por accidente mordió el cable de una lavadora que se encontraba conectada a la corriente, sufriendo una descarga eléctrica en la boca que le generó quemaduras de segundo y tercer grado.

Al poco tiempo al lugar llegó la ambulancia con dos paramédicos, los cuales ingresaron al centro de salud y uno de estos sacó a la menor cargada en sus brazos abordándola en la unidad de primeros auxilios, posteriormente la ambulancia partió del centro de salud dirigiéndose rumbo al Hospital General  para ingresar a la niña y que sea atenida, en tanto que los padres de la pequeña siguieron a la unidad médica hasta el nosocomio.