Ángel Villegas/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El béisbol en Quintana Roo tomará un ‘segundo aire’ con la creación de la nueva Asociación Estatal. Para ello, una Comisión de Reestructuración, a cargo de su presidente, Josué Felipe Castillo Díaz, afina los detalles de su próxima etapa, a partir de enero.

“El primer paso es afiliar a todas las Ligas y que estén debidamente constituidas para tener beneficios en los torneos que participen”, explicó el dirigente a ‘Novedades de Quintana Roo’.

También te puede interesar: Brillan en juego de estrellas en béisbol estatal

En este sentido, expuso, ‘es necesario contar con un padrón de los integrantes de cada Liga, su acta constitutiva, presidente, secretario, tesorero, vocales, etc.’

“Esa documentación debe estar lista, a más tardar, el 10 de noviembre y así gestionar el apoyo para los futuros torneos que organice la Federación Mexicana de Béisbol (Femebe).

En su calidad de titular, Castillo Díaz confirmó los nombramientos de Raúl Rosado Rinza (secretario) y de Pablo Hernández y Mariana Morales Góngora como representantes de la Zona Sur y Norte, respectivamente.

La novedad es la designación de Rosado Rinza, un pilar de la ‘pelota caliente’ en la entidad y quien en la actualidad, como directivo de la Liga Estatal ‘Carlos Joaquín González’, es un vínculo importante con los delegados de los ocho equipos y medios de comunicación.

Ambiciosos planes

La Comisión, con el aval de su presidente y de la Comisión para la Juventud y el Deporte de Quintana Roo (Cojudeq), enviará a Raúl Rosado Rinza a la capital del país para ‘amarrar torneos regionales o nacionales de Williamsport y darle ‘juego’ a los peloteritos de nuestro estado.

“También nos solicitaron ser sede, para el mes de diciembre, de la Universiada. Es un noventa por ciento que sea en Cancún, el Instituto Tecnológico podría representarnos.

Ahora bien, para el mes de marzo, del 3 al 11, ya en funciones como Asociación, nos visitará una delegación de Canadá para jugar en Cancún, Cozumel y Playa del Carmen. Para ese entonces, ya debemos tener un grupo de peloteros visoreados, entre 16 y 20 años, con posibilidades de trascender en el béisbol”, consignó el popular ‘Diablo’.