Ángel Villegas/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- A lo lejos, apenas y se distingue su menudita figura. Ah, eso sí, de su brazo sale proyectado un misil que pone a prueba a su rival, en la caja de bateo.

“Tengo 20 años de edad y desde los 11 juego beisbol. Soy de Venezuela, pero ya con 12 de vivir en Cancún. Mi tío es Pedro Castellanos (también venezolano, naturalizado mexicano, campeón con Diablos Rojos del México, Leones de Yucatán, Tigres de Quintana Roo y Rojos del Águila de Veracruz en la Liga Mexicana de Béisbol), su hijo jugaba en Taxistas. Fue él quien me convenció de que me involucrara en el béisbol.

También te puede interesar: Reanudan actividades en la Liga de Béisbol de la ribera

Mi estilo para lanzar es el normal, tampoco creo que sea tan perfecto. A veces tiro bien, a veces mal. Trato de combinar, lo que sí es que he lanzado hasta 71 kilómetros por hora y en el partido (el domingo ante Azulejos) aproximadamente entre 60 y 65”, confiesa Daniel Alejo a Novedades de Quintana Roo.

Acepta que ‘el nivel acá está más o menos, no es como el que uno espera, pero es pasable’.

“Con mejores equipos y ampáyers, además de arreglar los campos, sin duda, podríamos elevarlo. Por ejemplo, en Venezuela es muy diferente al de acá. Allá, el béisbol se juega más movido, es más rápido, en cambio, aquí, intentan hacer eso, pero tampoco es muy fácil”, sentencia.

71 kilómetros por hora la velocidad máxima a la que lanza el sudamericano.

El audaz pelotero opinó con respecto al diamante del ‘Toro’ Valenzuela, del que aseguró ‘en general, el campo está bien, faltaría que le arreglaran la barda, el montículo y gradas’.

Baseball Boys, a cargo del manager, Iván Aguirre, participa por tercera ocasión en la Liga Municipal de Béisbol de Primera Fuerza.

“Con esta es nuestra tercera temporada. También sumamos otra en Segunda Fuerza y dos en la Liga del Tecnológico”, detalla.

No podía faltar su mensaje a todos aquellos niños y jóvenes que buscan convertirse en las próximas figuras del ‘Rey de los Deportes’.

Los Muchachos del Béisbol (su nombre de batalla en español) participan por tercera ocasión en la Liga Municipal de Béisbol de Primera Fuerza. (Foto: Ángel Villegas/SIPSE)

“Mi recomendación es que le echen ganas, escuchen a sus entrenadores, háganles caso porque si les dicen las cosas es por algo, porque saben lo que hacen”, apunta.