Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- Este mes, el dólar rebasaría los 22 pesos, rompiendo un nuevo récord, sin embargo, al destino le beneficiará, ya que habría más derrama y los inversionistas vuelven a voltear a Quintana Roo como un área de oportunidad.

La moneda está volátil pero cuando el país se vuelve barato el extranjero prefiere invertir y visitar el destino, ya que con un dólar adquiere más cosas y eso fortalecerá la economía, afirmó Luis García Silva, delegado federal de la Secretaría de Economía.

“Fluye la inversión extranjera y son oportunidades para los bienes, principalmente los inmobiliarios, aunque esto sólo es temporal”, explicó.

También te puede interesar: Q. Roo pierde su ‘encanto’ entre inversionistas extranjeros

En un reporte elaborado por CIBanco sobre perspectivas económicas detalla que el Tratado de Libre Comercio las elecciones de México y la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos, de subir las tasas de interés llevará a que el peso pueda depreciarse en su peor nivel, rebasando los 22 pesos.

Será el 13 de junio cuando la Reserva Federal de Estado Unidos suba su tasa de interés, y el proceso electoral el 12 de junio celebrará el tercer debate en Mérida, además de que este mismo mes (27de junio) es el fin de las campañas presidenciales, razones que presionan el tipo de cambio.

CiBanco detalla que el peso mexicano encara un mes complicado y enfrenta una singular encrucijada, con dos factores externos y uno interno, que podrían presionarlo de nueva cuenta en un escenario muy negativo.

Con ello el consumidor tiene la oportunidad de adquirir productos locales y en la moneda nacional para no verse afectados con el tipo de cambio. García Silva detalló que una vez que el proceso electoral pase, los inversionistas continuarán con sus proyectos, por lo que no ve un riesgo de que caiga el crecimiento económico de la entidad.

En el caso del Tratado de Libre Comercio finalizaron los 10 primeros capítulos, y Estados Unidos incrementó aranceles al aluminio y acero, por lo que México estaría reemplazando con un país diferente.

“En el caso de Quintana Roo lo que importan es el acero y el cerdo, y ante ello buscarán que paulatinamente las empresas privadas vayan reemplazando la proveeduría del país vecino con otros”, dijo García Silva.