Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.-Las redes sociales fungieron como el sitio “perfecto” para la comercialización de pirotecnia sin que la autoridad tenga la posibilidad de decomisarlas, pues no marcan un lugar establecido, ya que las ventas se pactan a través de una llamada telefónica. 

El director de Protección Civil en Othón P. Blanco, Juan Manuel Zamarripa Pérez, recomendó a los padres de familia no permitir que sus hijos adquieran estos productos, pues no pueden aplicar sanciones al no darse la transacción en lugares establecidos. 

El 2013 tomó otro giro en cuanto a la venta de pirotecnia clandestina, ya que por primera vez se ofrecieron en las cuentas de las redes sociales diferentes tipos de cohetones. Un ejemplo es la página de “Damian Ventas” (ídem), donde se puede apreciar el producto marcado por paquetes que van de los 80 pesos hasta los 450 pesos. Algunos de estos productos están prohibidos por la propia autoridad municipal.

También hay otras páginas donde la pirotecnia no explosiva se vende de ocho pesos en adelante, e incluso hay bazucas parecidas a los fuegos artificiales que revientan el 15 de septiembre, que se consiguen en 500 pesos. 

Zamarripa Pérez dijo que ha tenido este tipo de reportes, pero no han podido dar con el responsable de la comercialización del producto, por lo que recomendó a los padres de familia evitar que los menores de edad consigan estos artefactos, pues algunos de ellos tienen dinamita, que es más peligrosa.