Lara Alfaro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Luego del terremoto ocurrido en el Distrito Federal, el 19 de septiembre de 1985, la vida de muchas personas cambió, como es el caso de Pedro Téllez García, quien luego del incidente duró un año sufriendo de nervios, problema que lo trajo a vivir en Cancún.

“Recuerdo que después de esta tragedia me estuve medicando, cada vez que se movía un cable pensaba que iba a temblar, hasta que mi médico me dijo que me mudara a una ciudad de la provincia, tenía un hijo viviendo acá, y me vine con mi esposa”. 

Luego de 29 años, Pedro sigue viviendo en la ciudad, está totalmente curado y hace cinco años descubrió por casualidad el cachibol, una disciplina deportiva que cambió su vida. 

“Nací el 2 de junio de 1935, a las nueve y media de la mañana, en pocos meses cumplo 80 años, me siento muy activo gracias a este deporte. Un día fui con mi esposa a un festival del adulto mayor y lo estaban jugando, ella le preguntó a la profesora si yo podía practicarlo, al principio me parecía que era para mujeres”.

Tres veces a la semana, por dos horas diarias, Pedro práctica esta disciplina, acude al gimnasio Kuchil Baxal junto a su esposa, quien se dedica al yoga con un grupo de mujeres mayores y han conseguido realizar actividades para renovarse después de 61 años de matrimonio. 

Por motivos familiares, Fernando Guerin llegó de la Ciudad de México a Cancún hace cinco años, y 12 meses atrás se acercó al cachibol para mejorar su salud.

“Me dedicaba al ajedrez, era campeón estatal, en una oportunidad me pidieron completar un equipo de cachibol que iba a Puebla a competir, y me di cuenta que había una actividad mejor para mí, desde ese momento lo practico de forma competitiva”.

Con 70 años, Fernando es muy activo en la cancha y junto a sus compañeros realizan jugadas dignas de ser admiradas.

“Desde que practico este deporte me doy cuenta que estoy más activo en mis actividades diarias, duermo mejor, que es lo más importante para mi salud, como muy bien, ya que me da mucha hambre y otras cosas han mejorado que ya no le puedo decir…..”. 

“Lo interesante de esta disciplina es que fue creada para adultos mayores, su práctica ayuda mucho a desarrollar una buena salud mental, además de mejorar las condiciones físicas y se crea un compañerismo muy especial entre los grupos”, dijo Eliseo Flores Escanilla, de 62 años, quien tiene año y medio jugando.

Soy psicólogo, agregó, y esta experiencia me ha enseñado más que cuando trabajé en geriatría, así que todas las personas que quieran formar parte de este apasionante deporte se pueden acercar al Kuchil Baxal: lunes, miércoles y viernes en la mañana para entrenar.

¿Qué es el cachibol?

Este es un deporte de conjunto adaptado del voleibol, en el cual se enfrentan dos equipos de seis jugadores cada uno. El objetivo del juego consiste en enviar el balón por encima de la red al piso del campo contrario, cada equipo tiene derecho a dar tres pases entre sus compañeros.

La diferencia entre estos dos deportes es que los jugadores deben tomar el balón con ambas manos (máximo tres segundos),  a diferencia del voleibol que se toca el balón con las yemas de los dedos y no se permite retención.