Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Gustavo Barrabás Buitrón, salió a las 12 de la noche de Bacalar hasta llegar, caminando, al Congreso del Estado, en Chetumal, para pedir a los diputados que legislen para la protección de la laguna de los Siete Colores.

Con una mochila con ropa a cuestas, algunos alimentos, agua, un paraguas y una chamarra, como únicas pertenencias, acompañado de su inseparable “pirata”, su noble can, el también conocido como “El Caminante”, recorrió 38 kilómetros a pie.

También te puede interesar: Rebosa drenaje sanitario hacia la laguna de Bacalar

Antes, corrió la invitación a los ciudadanos, varios de ellos integrantes de agrupaciones ambientalistas de Bacalar para que lo acompañaran en esta travesía para despertar conciencia entre los ciudadanos y autoridades, para unir esfuerzos en pro del cuerpo lagunar, pero no encontró eco a su convocatoria.

"El Caminante" inició su recorrido durante la madrugada del miércoles. (Javier Ortiz/SIPSE)

A la altura de la comunidad de Xul-Há tomó su primer descanso, encima de sus pancartas donde se puede leer “salvemos la laguna de Bacalar, actuemos ya”. Por la mañana, se apretó los tenis para que no hicieran fricción con sus ampollas y continuó su recorrido final: el Congreso del Estado.

Consideró urgente regular las actividades turísticas que se practican en el cuerpo de agua, adoptar medidas de prevención al impacto que está recibiendo por el crecimiento urbano y turístico.

La laguna de Bacalar cada vez sufre más afectaciones. (Javier Ortiz/SIPSE)

"No se observan medidas de mitigación, preservación, ni cuidado por parte de las autoridades ambientales, porque se tiran la bolita, debido a que no hay una directriz”, lamentó.

Indicó que cada ciudadano de Bacalar tiene su forma de llamar la atención de las autoridades, en su caso, consideró que tenía que ser radical, aunque de manera pacífica, porque cada vez es más común observar la destrucción de la naturaleza para desarrollo turístico, “debe ser al revés, adaptar el desarrollo a la naturaleza existente”, subrayó.

"El Caminante", hace dos años realizó una travesía similar desde Cancún hasta Bacalar, para oponerse a la carrera de lanchas, las cuales dejaron de realizarse en la laguna de los Siete Colores, aunque consideró que hace falta más compromiso por parte de los ciudadanos para poner su granito de arena y dejen de ser simples espectadores.