Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya diseña una campaña adicional que se realizará en las próximas semanas, enfocada en la presentación de un destino seguro para revertir los posibles efectos negativos que los hechos violentos pudieran generar en el 2018.

“Se ha acordado que además de las campañas que tenemos durante el año, vamos a invertir para una campaña que atienda al tema de la percepción y que ha afectado a las reservaciones que manifiestan los hoteleros”, dijo el director del organismo, Darío Flota Ocampo.

También te puede interesar: Planean lanzar app de guía turística en Playa del Carmen

Dijo que aunque en la Riviera Maya no ha sido sustancial el impacto por los hechos delictivos y de violencia en la ocupación hotelera, comparten la preocupación de los hoteleros y touroperadores como Apple Lesiure Group en torno a que en el mediano plazo sí sea notoria la relación turismo-seguridad.

“Hasta octubre seguimos con números superiores del año pasado. Ya no es una diferencia tan amplia, pero seguimos por encima de uno o dos puntos porcentuales; la afectación que manifiestan parece referirse a las reservaciones para el próximo año.

Esperan los planteamientos tanto de Riviera Maya y Cozumel, como de Cancún, pues la campaña sería integral para todos los destinos de Quintana Roo, y especialmente se enfocaría en el mercado norteamericano, no solo por ser el principal emisor de viajeros al Caribe mexicano, sino porque ahí se han enfocado las cancelaciones de reservaciones para el 2018 que ha manifestado Apple Lesuire Group.

Mientras llega esa campaña que tentativamente se lanzaría en enero, para este cierre de año se prevén ocupaciones hoteleras por encima del 90 por ciento en promedio, y un lleno total en los últimos 10 días del año y los primeros de enero, de acuerdo a las previsiones del Fideicomiso.

“Veo que como vamos debemos cumplir la expectativa de acercarnos a los 5 millones de visitantes, porque los meses que siguen son en donde incrementa el turismo generalizado, y es una oportunidad de que se mantengan bien los números. Yo no veo problema en la ocupación al cierre de año, nuestras expectativas se deben cumplir”, indicó.