Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En el cruce de la calle 127, con avenida Puerto Juárez (Talleres), de la Región 101, desconocidos intentaron darle muerte a un par de ciudadanos.

Eran las 16:20 horas cuando dos hombres se encontraban en el interior de un local de venta de quesadillas, cuando frente al negocio llegó un automóvil tipo Ibiza de color negro, del cual descendió un sujeto, quien sin mediar palabra abrió fuego en contra de los individuos que se encontraban comiendo.

Fueron varias detonaciones de arma de fuego las que pusieron a correr a peatones y automovilistas, y cuando por fin regresó la calma, en el piso estaba un hombre que presentaba dos impactos de bala en las piernas, mientras que a su costado su acompañante tenía un balazo en el cuello.

También te puede interesar: Niña baleada en la Región 236 continúa grave en el hospital

Ambos lesionados perdían gran cantidad de sangre, según los testigos, por lo que hicieron varias llamadas al número de emergencias 911 para que enviaran a las autoridades policiales, y dos ambulancias de la Cruz Roja, antes de que los heridos fallecieran desangrados. De inmediato el lugar se vio repleto de elementos de varias dependencias.

Mientras los paramédicos se encargaron de trasladar a los lesionados al Hospital General, donde fueron identificados como Julio N, de 30 años, quien presentaba un balazo en la pierna izquierda; mientras que el otro sólo pudo decir que lo conocían como “Alí”, debido que tenía una herida de bala entrada por salida en el cuello.

En el lugar del ataque, peritos criminalistas levantaron cuatro casquillos percutidos para arma corta, mientras que los policías intentaban averiguar el paradero de los agresores.

Otro hecho en inicio de año

Durante la madrugada del 1ro de enero, alrededor de las 12:00 de la noche, se reportó al número de emergencia 911 detonaciones de arma de fuego en la Región 236, sobre la avenida Gastón Alegre López, mejor conocida como Rancho Viejo.

Al acudir los elementos de la Policía Municipal confirmaron que había una persona sin vida y una menor lesionada.