Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La llamada industria sin chimeneas, que se caracterizaba por no ser contaminante y que es la principal actividad en Quintana Roo, ubicándolo en el primer generador de divisas a través de la llegada de turistas, resulta ser una de las actividades que motiva las más altas emisiones de carbono, por estar ligada a la operación de barcos crucero y el funcionamiento de aviones, abonando así al cambio climático.

“Sin duda, Quintana Roo sería el primero”, a nivel nacional, en abonar al cambio climático debido a la cantidad de vuelos y embarcaciones que recibe, advirtió Carlos Mena Brito, tras impartir la conferencia Cambio Climático en Cancún.

También te puede interesar:Turismo podría poner en riesgo al tiburón ballena

“El turismo tiene un alto impacto en el cambio climático, básicamente por los aviones, el turismo incentiva el uso del avión y este medio de transporte es en los que no se ha podido sustituir el combustible fósil y en los que más nos vamos a tardar en hacerlo”, reconoció el ponente.

Se están haciendo esfuerzos para utilizar biocombustibles para los aviones pero aún son caros y no se producen en las cantidades necesarias, destacó, tomando en cuenta el incremento en el transporte.

“Básicamente en el mundo está en el uso de los aviones y de los barcos, estos últimos también emiten contaminantes porque queman mucho combustolio, ambos medios de transporte están asociados con el turismo y son fuente importante de gases de efecto invernadero”, resaltó. Si bien aclaró que las emisiones no se hacen en Quintana Roo, sino en el trayecto para llegar a este destino, sin duda sería el primero a nivel nacional.

“Eso es muy fácil de demostrarlo, calculando las emisiones de cada vuelo implica una cantidad de emisiones, dependiendo de lo tardado del vuelo y de la calidad de los aviones”, explicó.