Alejandro García/SIPSE
CANCÚN, Q. ROO.- La fortaleza del dólar frente al peso es la principal causa de que extranjeros adquieran propiedades en territorio nacional y motivo por el cual en 2016 y 2017 se elevó a mil 105 en promedio anual el número de operaciones cerradas, cuando de 2008 a 2015 fue de 663 en promedio, de acuerdo con información obtenida a través de una solicitud de Transparencia a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE); en lo que va de 2018 son 290 las propiedades vendidas a extranjeros.

Esta inversión se da principalmente en los centros históricos de ciudades coloniales como San Miguel de Allende, así como también en la franja fronteriza y en destinos de playa, como Los Cabos y Cancún.

México ocupa el primer lugar de 30 en los destinos favoritos de estadounidenses y canadienses para búsqueda de segunda casa, de acuerdo con una investigación realizada por el portal inmobiliario Point2 Homes, de enero de 2017 a enero de 2018, las ubicaciones más buscadas en Google fueron playas como Puerto Vallarta, Playa del Carmen, Cabo San Lucas y Cancún, además de destinos como San Miguel de Allende.

También te puede interesar:Quintana Roo ya cuenta con Academia de Turismo

Para este año se estima que se realicen entre mil 300 y mil 500 operaciones de adquisición de vivienda por parte de extranjeros, lo que representa un crecimiento de casi 30%, declaró Miguel Ángel Lemus Mateos, director de Lemmus Resort Real Estate México.

Es en Playa del Carmen en donde se registra la mayor inversión extranjera en Quintana Roo de residencias turístico recreativas, proveniente de segmentos como el italiano, español y argentino, pero predomina en 60% el estadounidense, agregó el también ex presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Actualmente el inventario de vivienda que tiene la AMPI es de 420 mil unidades de vivienda, y las operaciones de inversión extranjera representan 3%, señaló.

Desde hace ya algún tiempo, agregó, varias entidades del mercado inmobiliario del país buscan la modificación del Artículo 27 constitucional, que facilitaría la compra de propiedades por parte de extranjeros. Esto debido a que tendría impacto positivo en el sector, especialmente en relación con las viviendas turísticas, pues se verificaría un incremento de 30% de las ventas de estos inmuebles.

Actualmente, de conformidad con el artículo 27, fracción I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los extranjeros están impedidos para adquirir el dominio directo de tierras y aguas en una franja de 100 kilómetros a lo largo de las fronteras y de 50 en las playas, solo se permite el uso y aprovechamiento de bienes inmuebles localizados dentro de esta zona restringida, mediante la constitución de un fideicomiso, de acuerdo con el Título Segundo de la Ley de Inversión Extranjera.

Los permisos que otorga la SRE para constituir fideicomisos tienen por finalidad permitir el uso y aprovechamiento de bienes inmuebles ubicados en zona restringida en favor de extranjeros (personas físicas o morales) o bien, a sociedades mexicanas con cláusula de admisión de extranjeros siempre y cuando el inmueble se destine a fines residenciales, por un período máximo de 50 años. El contrato de fideicomiso deberá constar en escritura pública.

En lo que respecta a las operaciones de adquisición de inmuebles con fines comerciales en los últimos 10 años se tienen registradas 40, y sólo una con fines industriales.

La información proporcionada a través de la Unidad de Transparencia sólo se refiere al total de operaciones, no así a la ubicación o pago por la propiedad, apegándose a lo establecido en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la información Pública Gubernamental y su Reglamento, así como al Reglamento Interior de la SRE, con la finalidad de salvaguardar y proteger la propiedad de la o el cliente.