Jocelyn Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Siete bandas invitadas de Ciudad de México y Puebla, demostración de autos clásicos, exhibición de artículos retro y desfile chicas pin up serán los ingredientes que creen la atmósfera perfecta para el tan esperado Rockabilly Fest 2018, un homenaje a ese bello estilo musical nacido en Estados Unidos en los años 50’s, considerado el primer subgénero del Rock and Roll, el cual se llevará a cabo del 31 de agosto al 2 de septiembre en Cancún e Isla Mujeres.

También te puede interesar: Preparan la segunda edición de: ''Los dibujantes en Cancún''

Los Gatos Rockabilly, Eddie y los Grasosos, Zombie Kats, Bad Rockers, Santísimos Snorkels, el DJ Mauricio Rockboy y Boppin Cadaver’s serán los encargados de inaugurar este festival que dará inicio el 31 de agosto en el conocido lugar Route 666 de la avenida Yaxchilán donde se presentarán estas bandas en un evento completamente familiar y gratuito.

El sábado primero de septiembre el festival se trasladará a Isla Mujeres en una fiesta de playa en un conocido resort a partir de las 2 de la tarde, donde además de una clase masiva de jiving (baile latino creado en 1930 a partir de ritmos afroamericanos que hiciera famoso Glen Miller ocho años después de su creación), a las 6 de la tarde el ballet Awen Marae Danza deleitará al público con un número hawaiano con sensuales movimientos de caderas y posteriormente las bandas invitadas darán concierto a la orilla de la playa.

El 2 de septiembre se llevará a cabo la clausura del Rockabilly Fest en el parque de Las Palapas a partir de las 2 de la tarde, donde desfilarán además de los grupos musicales, las emblemáticas chicas pin up, mujeres que comulgan con el movimiento musical, el cual hace referencia al baile, a la sensualidad y a liberarse de todo problema a través de la música; otro rasgo importante de la época de las crinolinas y el cabello envaselinado eran los autos clásicos, por lo tanto habrá exposición de los mismos y de algunos artículos retro para transportar a los asistentes a la época de los 50’s donde los chavos se reunían en las fuentes de sodas para ir a los salones de baile y hacer volar las faldas al estilo de John Travolta y Olivia Newton John en Vaselina.