Verónica Fajardo/SIPSE
CANCÚN,Q. Roo.- Regidores de Benito Juárez difieren sobre el destino que tendrán las viejas luminarias que retiran por las nuevas del alumbrado público concesionado, ya que en la sesión de cabildo del 31 de julio se dejó la decisión a los concejales.

El concejal Julián Ramírez Florescano sugirió que las lámparas se instalen en asentamientos humanos del municipio, pero el presidente municipal, Remberto Estrada Barba, opinó que pueden donarse a municipios que las necesiten.

Mientras que la regidora Erika Guadalupe Castillo Acosta resaltó que lo ideal sería la instalación de un comité en donde participen autoridades municipales, regidores y ciudadanos para que lleguen a sectores sociales que las necesitan.

Una vez que la Oficialía Mayor y la dirección de Patrimonio Municipal den la baja definitiva de las 48 mil luminarias del ayuntamiento, deberán rendir un informe detallado de cuántas podrán reutilizarse y qué acciones tomarán para donarlas.

También te puede interesar: Hallan anomalías en luminarias de pasadas administraciones

Ven inviable dejar estas luminarias en los asentamientos humanos del municipio de Benito Juárez, porque de colocarlas nuevamente en esta demarcación es un costo que el ayuntamiento deberá pagar, y el objetivo de que se hayan retirado y contratado a una empresa concesionaria que ofrece lámparas con mejor tecnología y ahorro de energía es para disminuirle el gasto a la Comuna.

Ambos regidores destacaron que la baja de estas luminarias debe hacerse lo más pronto posible y tomar una decisión de su destino, porque estas lámparas se guardan en bodegas que están siendo rentadas y es un costo pagado por el erario, además de que existe el riesgo de contaminación, ya contienen mercurio.

El cambio de estas luminarias en el municipio se da porque el actual gobierno municipal concesionó el servicio de alumbrado público a la empresa Celsol por 15 años; incluye la actualización de tecnología de luminarias con ahorro y eficiencia energética.