Alejandro García/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Aun cuando quedó establecido con las autoridades el acuerdo de abrir Malecón Tajamar al sector náutico para que pueda hacer uso de la rampa pública durante la temporada de huracanes, lo ideal, e incluso el objetivo para lo cual fue construida, es que funcione todo el año, comentó Iván Ferrat Mancera, presidente de Asociados Náuticos de Quintana Roo (ANQ), ya que habría actividad diaria porque también sería utilizada por particulares; y en general, pese a que existen otras rampas en distintos puntos de zona hotelera y Puerto Juárez, ésta es una alternativa ideal para no ingresar al bulevar Kukulcán por el tema del tráfico.

“La idea, el objetivo de esa rampa es que cuando se arregle el tema de Tajamar se pueda solicitar la administración para darle mantenimiento, organizarla, y que cualquier particular que tenga una embarcación pueda utilizar la rampa”, declaró.

También te puede interesar: Migración ‘abandona’ operativos; crece presencia de cubanos 

La rampa pública es un tema impulsado por el sector náutico y con colaboración del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, precisamente para tener una rampa bien ubicada y en el centro de la ciudad para sacar embarcaciones en caso de contingencias.

“Pero ya han visto que hay un problema con el tema de Malecón y aunque si tenemos el trato y la comunicación directa con estos grupos ambientalistas y con Fonatur, de que cuando hay una contingencia, se tiene que abrir y poderlo utilizar, esa parte no nos preocupa; obviamente no es la única rampa, es una muy buena rampa que se puede utilizar, pero hay otra en diferentes marinas en zona hotelera y Puerto Juárez para hacer la descarga por varios lados”, agregó.

“En temporada de huracanes es cuando tienes menos operación y se aprovecha para sacar las embarcaciones del agua para darles mantenimiento"

Pero insistió en que la operatividad diaria de la rampa ayudaría no sólo para temas de contingencia, como ejemplo mencionó que con el cambio de vialidades y el tema de la carga vehicular en el bulevar Kukulcán, ayudaría para que quienes tengan embarcación y que por lo regular la trasladan por zona hotelera, lo que genera más tráfico, tengan la opción de utilizar la rampa, que está en una ubicación estratégica y ayudaría mucho a no entorpecerla afluencia vehicular.

En otro orden de ideas, el líder de los náuticos señaló que septiembre mantendrán una buena ocupación y los meses bajos serán octubre y noviembre, los que aprovecharán para darle mantenimiento a sus naves.

“En temporada de huracanes es cuando tienes menos operación y se aprovecha para sacar las embarcaciones del agua para darles mantenimiento, se revisan propela, se pinta el fondo y se hace cualquier reparación, para prepararse otra vez para cuando venga, es decir la temporada alta y tener las embarcaciones al 100%”, comentó.

Durante la denominada temporada baja Ferrat Mancera estimó que la ocupación puede bajar a 65%, mientras que septiembre se mantiene alrededor de 80% y octubre y noviembre desciende hasta 60%.

Aunque prácticamente todo el año se hace mucha promoción en el turismo local, aprovechan la temporada baja para lanzar descuentos para la gente que vive en Cancún o en el estado.